Restaurante Tapas,24 en Barcelona

Restaurante Tapas,24

Datos de Tapas,24
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.8 10
Comida:
7.1 10
Entorno:
5.9 10
Calidad-precio:
6.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Eixample
Dirección: Diputació, 269
Código postal: 08007
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 15,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


28 Opiniones de Tapas,24

Siguendo los recientes consejos de Joan Thomas y otros foreros y estando de paso, nos acercamos a tomar alguna de las muchas tapas que ofrece este céntrico restaurante. Como bien señala, el interior resulta algo apretado en cuanto a separación de mesas, eso sí, el servicio cercano, muy atento y profesional. 

Anxoves del Cantàbric: Buenas anchoas sobre tomate fresco, de buen tamaño y sabor.

Tomamos Russa amb "regañas": Magnífica ensaladilla plena de sabor al tiempo que elegante y de muy buen bocado.

Carxofa en flor a la planxa amb romesco: Con su pan con tomate, excelente tapa por el punto de la alcachofa y su sabor. Muy buena elaboración del romesco, parece fácil pero no en todas partes aciertan.

Ous estrellats amb patates: De esas combinaciones que no fallan, destacando especialmente el gran sabor del huevo y de las pattas.

De postre Milfulles, en dos porciones para compartir con buenos cafés.

Para beber Radler y copa del Priorat (de la casa) no llevaba ni etiqueta pero estaba más que correcto.

En resumen, buena experiencia por la calidad de las tapas y el trato recibido, además a precios razonables

El lunes 30 de diciembre, decidimos ir  a comer de tapeo y escogimos un lugar que conocemos bien en Barcelona desde hace ya varios años, pero del que nunca hasta hoy había escrito un comentario, El Tapas 24 de Carles Abellan de la C/Diputació, junto al Paseo de Gracià

Prácticamente en casi todas nuestras visitas precedentes, hemos podido disfrutar de la terraza, pero en esta ocasión todas las mesas estaban ocupadas, por lo que decidimos entrar en el sótano, santa sanctorum del restaurante, lleno también hasta los topes y en donde tuvimos que esperar mas de 20 mn para obtener una mesa, ocasión que aprovechamos para tomarnos unos vermouths cinzano.

El restaurante bastante pequeño, gira en torno a la barra, llena a mas no poder, y a la cocina a la vista, con pocas mesas, altas, pequeñas, con taburetes mas bien incómodos. La gran pregunta que puede hacerse el que me lee, es porque ir a un restaurante de estas características, y la respuesta es que lo mejor está en el plato.

Éramos 3 comensales y tomamos lo que sigue.

Russa amb "regañas". Rusa con "regañás;  Mejor ensaladilla rusa de España en el Concurso de Ensaladilla Rusa del congreso San Sebastián Gastronomika en octubre del 2018. Sus ingredientes : patata monalisa, atún, mahonesa, aceite de anchoa y atún, un poco de ajo, pimientos, zanahorias, olivas... y unas regañás y todo servido a la temperatura ambiente.  Efectivamente, era la primera vez que la probaba y me encantó, no será la ultima.

Bomba de la Barceloneta. Especie de croqueta de patata y carne picada, con salsas picantes. Muy buena

Carxofa en flor a la planxa amb romesco. Alcachofas en flor a la plancha con romesco y pan con tomate. Muy bueno.

Guisat de bolets amb butifarra negra i perol. Guiso de setas con butifarra negra y del perol. Muy rico.

Ous estrellats amb bolets, patates i tartufo. Huevos estrellados con setas, tartufo y patatas fritas. Estupendo.

Como postres :

Xocolata, pa, oli i sal. Chocolate, pan, aceite y sal. Un cláasico de Carles Abellan en diferentes versiones. Muy bueno.

Cheese cake casolà. Cheese cake casero. Bueno

Como pan tomamos una coca amb tomaquet, muy rica.

Para beber tomamos 2 copas de Moritz bien tiradas y una botella de agua mineral.

Finalizamos con 3 buenos cafés.

La cuenta ascendió a 29,13 €/persona. Muy buena RCP. Carles Abellan tiene actualmente abiertos 3 Tapas 24 en Barcelona, siendo este es el mas antiguo, y el único que conozco. Hay otro en Diagonal y otro en el Camp Nou. Buenas tapas clásicas y puestas al día, en la que se nota el "savoir-faire" del propietario. Para estar cómodos, lo ideal es encontrar sitio en la terraza. En el interior hay mucho ambientillo, pero... estás un poco como en una lata de sardinas, pero aun así vale la pena la visita. Recomendable.

  • Rusa con "regañás

  • Bomba de la Barceloneta

  • Alcachofas en flor a la plancha con romesco y pan con tomate

  • Guiso de setas con butifarra negra y del perol

  • Huevos estrellados con setas, tartufo y patatas fritas

  • Postre : Chocolate, pan, aceite y sal

Eramos cinco, dos extranjeros, ávidos de experimentar con las famosas tapas, se alojaban por la zona y a pesar de que gran parte de la clientela de este restaurante son turistas, no es el típico local enfocado a guiris con calidad dudosa y caro, así que nos plantamos a las 20:00H ya estaba lleno, después de una pequeña espera, nos acomodamos, como pudimos, en una de sus no muy cómodas mesas, como ya se ha comentado, el local es pequeño y un poco apretado y muy informal.

Pero lo que despunta en este local es la comida, todo lo que pedimos hoy, todo sin excepción, estaba muy bueno.

- Croquetas de pollo "rostit", creo que ahora son mas pequeñas, espectaculares, buenísimas, mejor de lo que recordaba.
- Jamón Ibérico, buen material.
- Huevos estrellados con butifarra de perol. Muy bueno, huevos impresionantes, hacia tiempo que no comía huevos como estos, nos dijeron que eran ecológicos de, no recuerdo el pueblo, lo siento.
- Como los huevos estaban tan buenos, repetimos, esta vez con cansalada ibérica.
- Ración de boquerones al limón, buen frito, toque justo de limón, dominio, desaparecieron en un plis plas.
- Ración de Fricandó con bolets (setas), aparte de las tapas, la carta ofrece platos, guisos, este estaba sabroso y tierno.
- Rabo de toro, el otro guiso que pedimos, tierno, con una salsa a base de vino tinto y especias que estaba para sucar pan.
- Mejillones "spicy", en realidad con un punto suave de picante que ligaba muy bien con el molusco, con una salsa apetitosa, tamaño medio-pequeño, buena ración.

Pa amb tomaquet bueno.

Vino, carta algo escueta, muy cara, pedimos un La Montesa (23€), que entró fenomenal, nos quedamos cortos y pedimos cuatro copas de Tremo (4,5€), vino servido a temperatura en buenas copas.
Una cerveza, un vichy, un GT.

Disfrutamos de lo lindo

Local con bastantes pros y muy pocas contras. El sitio en si es incómodo, comer algo en la terraza como así hicimos es la mejor opción. Por localización y entorno evidentemente es muy turístico, pero no está reñido con la calidad. Nos decantamos por clásicos: coca con tomate- muy bueno-, ensaladilla rusa- de las mejores que he probado nunca-, bravas- excelentes- y canelones- muy buenos-. Para beber una botella de un blanco Sauvignon de la D.O Costers del Segre que nos encantó, lástima que no recuerde el nombre, muy fácil de beber y servido en buenas copas. Es un bar de tapas con producto intachable, el cual da la sensación que es difícil que falle. El servicio bastante alborotado, quizás debería mejorar.

las 2, hora punta, al lado de P.de Gracia y de las famosas casas de Gaudí, vacaciones, tuvimos suerte, sin problema entramos y nos sentamos en las mesas/barra. Fuera si había cola para las mesitas.
Dentro, guiris a más no poder y muy buen servicio, rápido, Bravas, Bomba, Rusa, Bikini y Croquetas.
Para beber cañas.
Eficaz, ambiente moderno multilingue y disfrute.

  • tapas 24

Lo había intentado varias veces y siempre lleno, ayer, lo volví a intentar, igualmente lleno, pero en este caso, mis dos acompañantes insistieron en quedarse. Los 5-10 minutos de espera propuestos, se convirtieron en 30, menos mal que con vino, la espera es menos.

Pues bien, una vez sentados en los taburetes que te alzan a las mesas altas, empezamos a escrutar la carta. Íbamos con hambre así que pedimos a saco.
El problema entonces, es que la mayoría de las tapas son raciones pequeñas, por lo que si vas con hambre, tienes que pedir algo mas, con el consiguiente impacto en la cuenta.

- Bikini comerç 24. No se como lo hacen pero está muy bueno.
- Huevos estrellados con chorizo, buenos y patatas crujientes, luego lo comentamos.
- Mc Foie Burguer, para mi gusto prescindible, mini hamburguesa que sirven con una crema, supongo que de foie.
- Jamón Ibérico, bueno
- Patatas bravas, otra vez crujientes, mejor las patatas que la salsa, pero en conjunto, correctas.
- Croquetas de pollo rustido, espectaculares, lo mejor, de tamaño grande y con mucho pollo.
- Boquerones fritos, muy bien fritos, dominan los fritos pero que muy bien
- Pa amb tomaquet, muy bueno
- Postre, tres chocolates con aceite y sal, tres bolas de chocolate con leche cremoso, sobre aceite, con algo de sal gorda por encima y con tres rebanaditas de pan finas y tostado. Este postre te envía de una patada a la infancia, cuando, yo al menos, merendaba pan con chocolate y aceite. Me gusto mucho.

Para beber, una botella de Obalo 2011 Joven (22 €), tan joven como caro. Servido a temperatura correcta y buenas copas Riedel.

Unos cafés.

Decía antes, que las patatas, y los demás fritos, crujían, que estaban muy bien, el camarero nos comentó que, las cocían y casi las acababan durante la mañana y que luego, antes de servirlas, les daban un toque en la freidora, el resultado es muy bueno.

En general el nivel de las tapas es bastante bueno, sin duda para volver.... si es que hay sitio.

Este es uno de los locales que crean escuela. Yo diria, que sigue siendo un referente en Barcelona, en cuanto a tapas se refiere.
Tal vez deberian mejorar el tema de su aforo, el local es pequeñito, casi no tiene mesas; por lo tanto no hay otra opción que comer en la barra; o en la calle con los fumadores.
Las tapas eran todas de gran calidad, me gustó que tengan pescado fresco de lonja; para este local prevalece la calidad de la matèria prima.
Entre las distintas tapas que degusté, destacaría el aguacate en tempura con muselina de wasabi; o la hamburguesa de pato con helado de foie.
El precio de todas ellas no es desorbitado, el servicio es rapido y eficiente.

Como ya han comentado anteriormente, es una muy buena opción por la zona, aunque las colas en hora punta pueden a llegar a ser muyyyyy largas.

No fue así ayer, a pesar de que esperamos algo más porque queríamos comer en la terraza.

Almuerzo a base de:
- Huevos rotos - bien
- Huevos rotos con jamón - bien
- Patatas bravas - bien
- Croquetas de jamón - bien
- Bikini Comerç 24 - delicioso
- Cap i tripa (algo parecido a los callos) - sabrosos pero, para mi gusto, les falta picante. Muy bueno el pan, que se pide y paga aparte.
- Coca con tomate - bien

Un par de claras (cerveza con limón) y un par de aguas.

Como siempre: buena comida a un precio más que aceptable para la zona.

Para mi Tapaç 24 se ha vuelto en uno de mis fijos por trabajo en el centro de Barcelona aunque intento evitar las horas punta, sin ser ninguna gran maravilla me ofrece tapas más que corectas para comer rápido y servicio atento, repito lo que muchos de vosotros podais escrivir de este local pero es que a veces la monotonía de comer bién me merece más respecto que los restaurantes que he probado en esta semana maldecida.
Carta de vinos con propuestas interesantes y de todos los precios para todos los bolsillos.
Clásicos como el bikini trufado, mac foie, russa, una tapa que no me gusto nada ya que no le encontré la grácia, pimientos del padrón con miso, este último aún lo estoy buscando, pincho de cordero, bombas y para beber un Valdubón blanco bién fresco, los postres no me entusiasman demasiado.
Repetiré hasta cansarme.

Hacía tiempo que no iba. El tiempo no pasa por él.

Mantiene las mismas colas, muy bullicioso y buenas tapas.

Comimos unos mejillones al vapor (psé-psé), unas bravas (buenas), una excelente ensaladilla rusa, una buena tortilla de trempó, un rico y sabroso mcfoie (hamburguesa de buey con foie aunque poco, muy poco), el bikini ç24 (el bikini trufado y con muy buen queso muy bueno).

De beber 3 cañas.

Un café (bueno).

Ideal si se evitan las horas punta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar