Restaurante La Taberna del Gourmet en Alicante
  

Restaurante La Taberna del Gourmet

15
Datos de La Taberna del Gourmet
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.7 10
Servicio del vino:
6.4 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
6.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,05 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: no cierra

Teléfono


15 Opiniones de La Taberna del Gourmet

Tapería principalmente, basada más en materias primas de primera calidad que en cocina sofisticada. Buenos pescados y mariscos.

Lo que más me ha gustado:
Todo, materia prima de primera.
Botellita de aceite de primera a tu disposición en la mesa.
Página web con toda la información necesaria y de fácil acceso.
IVA incluido.

Me habría gustado más si:
La parrillada se suponía que era una entrada y llegó con la carne.
Raciones un poco escasas, por ejemplo, la foto de la carne fue para 5 personas
El salón está muy optimizado en espacio y cuando se llena, se hace un poco de más de ruidoso.

Más información en: http://lasaficionesdefernando.blogspot.com.es/2013/05/la-taberna-del-gourmet-alicante.html

Barra a la entrada bastante concurrida. Aperitivo de chistorra, frutos secos y olivas, estas últimas muy buenas, por cierto. Disponen de variedad de vinos por copa, buena carta de vinos pero precios elevados, algo fuera de mercado para un restaurante con barra animada y tanto movimiento. Amplia carta, especialidades regionales, algunos mariscos, muchos platos de verduras y arroces. Escojo de primero calÇots con su romescu, muy suave, demasiado para un romescu. Riñones cordero y bacalao al pil pil. El bacalao realmente bueno, aunque está cocinado embolsado en roner, hecho que para mi desmerece en parte esta elaboración. Tiramisu de turron, dulce, dulce, y abundante, casi no me lo he podido acabar, me atragantaba de tan empalagoso. Copa de vino, agua y pan. 42€.

  • Riñones plancha

  • Bacalao al pil-pil

Aunque solemos frecuentar la barra para cenar "de tapeo" (una de las "imprescindibles" de Alicante junto a las de El Piripi, El Cantó y la "mas formal" del Nou Manolín) hacía algunos años que no visitaba a mediodía el comedor.
Acudimos sin reserva y nos recibieron -creo que ya nos tienen un cierto aprecio- como siempre con mucha cordialidad y nos acomodaron inmediatamente en el comedor inferior, aunque algo justo y abigarrado bien cuidado de luz, vajilla, cristalería, etc.
Como nos apetecía algo mas "contundente" dejamos los menús de tapeo y compartimos entradas para dos: los snacks: aceituna y chistorra -muy suave-),unas ostras (4 gillardeau nº 2) francamente estupendas, un par de anchoas (que no resultaron tan buenas como otras veces) y media de jamón y pan cristal con tomate (en la línea de la casa: muy bueno) y después un arroz meloso de rape y gambitas ¡espectacular! por el punto del arroz conseguido (como me gusta: suelto y algo entero pese a tratarse de un meloso), terminamos compartiendo un coulant de chocolate (lo mas flojo).
Todo ello con agua, una cerveza y una copa de rueda, una botella de Dido blanc que acompañó de maravilla el arroz (estupenda RCP, creo que sobre los 22/25 €), cafés y un par de chupitos de vodka (también bueno) ya que la oferta de dulces (sólo 2 de Mendoza y el Casta Diva) no nos sedujo.

El rincón del Gourmet de ECI de Alicante se ha integrado en lo que ahora se denomina “Gourmet experience”. Inaugurado, el pasado 21 de junio, el concepto que pretende ahora es más amplio, combina la venta de productos gourmet con la degustación y el tapeo de calidad.

Podemos encontrar puntos de venta de la panadería Delipanific, la heladería-horchatería Concept by Garrigós, y la zumería-frutería Freshquísimo Green Gourmet, además de los productos delicatessen que ya ofrecía.

Existen varias barras donde picar, entre ellas la que puede constituir la primera sucursal de la Taberna del Gourmet (María José San Román), también Kabuki (cocina japonesa, elaborada por Ricardo Sanz) y Joselito (chacinas de la conocida marca de ibéricos).

Nuestra elección fue la Taberna del Gourmet. Su activo se centra en la calidad de los productos que ofrece, simples en su elaboración, pero correctamente cocinados. Ofrece tapas frías, calientes, algo de marisco, ensaladas, montaditos, raciones de pescado, de carne y unos cuantos postres elaborados por Paco Torreblanca. Según nos comentaron, en breve ofrecerán un servicio de comida para llevar denominado “picnic box” que contemplará tres alternativas, con precios de 18, 25 y 32 euros. El servicio en general es atento, dispuesto y simpático.

Oferta una docena de vinos por copas, con algunas referencias interesantes. La cristalería correcta y se sirve a temperatura adecuada.

Nuestra experiencia fue al mediodía: dos tostas de pan de cristal con tomate y aceite, ensaladilla rusa, patatas bravas, berenjenas con miel, carpaccio de buey y para rematar un solomillo trinchado con ajetes. Para beber dos copas de Do Ferreiro y dos copas de Heretat de Cecilia Rosado. Todo ello por 50.10 euros los dos.

La Gourmet Experience abrirá todo el año excepto los días de Navidad, Año Nuevo y el 1 de Mayo, y el horario de cierre se prolongará hasta la medianoche los viernes y sábados. Los días laborables, el horario será de 10 a 22 horas y los domingos y festivos, de 11 a 21 horas.

Muy bien ubicado (en plena zona comercial de Alicante) para un picoteo de calidad en un día de compras.

Antes de nada mencionar que solo he estado una vez.
Fuimos dos personas a comer (una pareja), sin reserva y, aunque estaba lleno, nos acoplaron muy rápido. Sorprendentemente presencié como, cada vez que se vaciaba una mesa, se llenaba de nuevo con gran rapidez.
El ambiente, por tanto, es muy animado y un tanto ruidoso si lo que buscas es tranquilidad pero es una tasca (gourmet pero una tasca en definitiva) y no se va a una tasca a estar tranquilo sino a zampar.
El baño no es de los mejores que he visto y no tiene papel.
El servicio fue muy amable y bastante rápido. Una vez que comenzaron a servirnos no tuvimos que esperar mucho entre plato y plato y eso se agradece.
Hay un menú degustación de 25 € pero nosotros pedimos el menú "Gerry Dawes" de 50 € por persona (es para dos) y, como bien decía mi compañero, es pantagruélico. Parece que 50 € por persona es caro para un bar de tapas pero, creedme, no lo es. Su composición es la que sigue: un pinchito de chistorra para empezar, gambas rojas (un puñadito), dos vieiras muy hermosas con guacamole (jamás se me habría ocurrido pero vaya acierto tan decilioso, impresionante), calamarcitos de Santa Pola (ummmmmmmmmmmmmm!!!!), pan de cristal con tomate acompañado de jamón de bellota (yo he preparado muchas peces pan tumaca en casa pero este era especial: pan crujiente, los mejores tomates y una muy generosa ración de jamón), ensalada alicantina (con bacalao y atún en salazón, muy rica), croquetas de chorizo (en mi opinión, teniendo en cuenta la consistencia del menú, este plato sobra pero están deliciosas, que conste), kokochas al ajillo (en su punto exacto, una delicia pecaminosa que te lleva al sétimo cielo sin moverte de tu silla), rebozaditos de merluza con salsa tártara (no quiero repetirme pero es que todo estaba bueno no, buenísimo), tataki de atún (super-fresco) y solomillo en su punto, brillante, delicioso. De postre te sirven un trozo de bizcocho, brownie de chocolate, flan de queso fresco y fresas con crema de yogurt. Si el menú tiene esta envergadura y todo el producto es de primera, muy mimado ¿son caros 50 € por persona? Yo creo que no pero eso depende, claro está, de la persona. Mi compañero y yo somos unos disfrutones y nos encanta comer.
Todo fresquísimo y de primera calidad, poco cocinado y tratando de respetar los sabores originales. En su punto, delicioso!!!
Me quedé con ganas de comer los mejillones porque todo el mundo los pedía (y la tabla de quesos, con una pinta deliciosa) pero eso ya habría sido gula de la mala.
Lo único que no me gustó fue que, al final, el camarero nos ofreció unos carajillos, que tampoco es que nos apeteciesen mucho, y ante su insistencia aceptamos y nos los cobraron (3 € cada uno). No es que me importe pagar un carajillo pero si voy a pagarlo prefiero elegir algo que me guste más. Cuando te lo ofrecen así parece una invitación y conlleva cierta confusión.
¡Ah! Estaba llenito de trabajadores que habían salido a comer de la oficina.
Por lo demás todo perfecto pero es que la compañía era tan buena (la mejor) y lo pasamos tan bien... Gracias, D! No va a ser fácil de olvidar.

El pasado sábado acudimos a La Taberna a comer en el restaurante. Quiero decir, sentados en una mesa en el comedor, y no en la barra como había hecho hasta ahora. Tengo que decir que tenía mis reservas sobre el comedor, no pensaba que estaría a la altura de la barra. Sin embargo quedamos muy satisfechos. Tienen una enorme variedad de platos tanto entrantes como principales. Pedimos varios entrantes y luego cada uno su plato principal. Ninguno desmereció, todo estaba buenísimo, de gran calidad y bien ejecutado. A destacar mi elección principal, el tataki de atun. (continuará...)

Tras la degustación ofrecida por la D.O Vinos de Alicante y la sorpresa de los vinos de Daniel Bleda, que maravilla ese Migjorn, nos acercamos hasta la Taberna.
Si en visitas anteriores la experiencia no había sido del todo agradable, esta vez, con un local a reventar, un servicio eficaz y dispuesto, las consideraciones sobre este local han cambiado absolutamente.
Producto y elaboración de primerísima calidad, correccción en los precios, y una idea general de que se ha acertado más que plenamente con la idea de la Taberna.
Frituras primorosas, tanto las cebolletas con romesco como las ortiguillas, muy buena la miel de níspero del queso de cabra, y generoso el jamón de unos huevos San Fernándo.
Un par de quesos para rematar la botella de Valtosca o7, antes degusatdo un Groc.
CArta de vinos con precios para todos los gustos, desde los 12 euros del cava que vende Vila como reclamo para los tiempos de crisis hasta un Krug a 190.
Alegría al ver la atención que se muestran a los vinos de la teirra, y a la cercana d.o Jumilla.
Una visita alumbradora.

Martes mediodía. Aparte de la carta y del menú del día, proponen también un menú degustación y uno de tapeo.
Nosotros optamos por el de tapas (creo recordar que su precio es de 20 euros sin iva, sin el servicio de pan y sin postre) que constaba de lo siguiente:
Quesos varios con membrillo, pan cristal con tomate y jamón ibérico (excelente), croquetas de ibérico, alcachofas a la plancha, dados de merluza en tempura y para terminar, solomillo con ajos tiernos. Creo que no se me olvida nada. La materia prima de excelente calidad. Fuera de carta pedimos unos riñones de lechazo a la plancha realmente espectaculares.
Sobre el vino no puedo opinar porque tomamos cerveza. El servicio, correcto.

Parece querer ser una alternativa a la barra del Nou Manolin con un ambiente más moderno, juvenil y desenfadado. Lastima que algunos camareros ven en la juventud de su clientela una oportunidad para el colegueo que debería estar de más en un establecimiento de este tipo. Materia prima de gran calidad. Imprescindible el pan cristal y el jamón. Carta de vinos corta pero muy interesante.
Local pequeño, conviene reservar si se pretende comer en el restaurante o llegar pronto a la barra.
El propietario lo es también de La Vaquería y Monastrell.

Tras intentar sin éxito reservar en el Monastrell (algo que parece ser habitual) probamos la Teberna del Gourmet y salimos entusiasmados. Cenamos en plan tapas unas tellinas (sin nada de arena) cocochas, jamón (impresionante)y montaditos varios, estando a punto de pedir un steak tartare a la vista de los que sivieron. La bodega excelente con la posibilidad de tomar vino por copas. La única pega del local es el espacio que resulta algo ajustado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar