Restaurante Llanten

Datos de Llanten
Precio Medio:
69 €
Valoración Media:
6.2 10
Servicio del vino:
6.1 10
Comida:
5.2 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
3.7 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valladolid
Localidad: Pinar de Antequera
Dirección: Encina, 11
Código postal: 47153
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 58,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Llanten

Decidí darle una segunda oportunidad a este restaurante. En la primera visita fui por recomendación de unos amigos pero mi experiencia no fue tan buena. Pero en esta segunda vez la opinion de todas las personas es que fue para peor. El lugar y el entorno es inmejorable pero con esto no es suficiente para un restaurante. La sumiller tiene control de todos los vinos de la carta pero hay queda todo. Y a mi humilde opinion el vino se no abre en la balda de una estanteria, te haces un hueco en la mesa de los comensales o directamente en la de al lado y ya esta. Pero nada que cada uno en su casa lo haga donde quiera aunque no sea la mas correcta. Respecto a la carta me parece una locura poner menus a 62 y 75 euros en Valladolid. Lo siento mucho por el restaurante pero ya no les voy a dar mas oportunidades.

Aun recuerdo los ecos de aquella magica apertura del Llantén, hace ya unos años, que le coloco como uno de los mejores restaurantes de la region!!

Digo aun recuerdo, porque recientemente me acerque a comprobar que tal habia sido la evolucion de este sitio enclavado en un decorado de ensueño (eso si), con un jardin para el verano que sin duda deleitara a propios y extraños.

No obstante aprecie una clara decadencia en torno al servicio que ofrecen, con una cocina que dista de ser la que le reporto fama local y regional, un servicio cada vez menos profesional (excluyendo a la sumiller, magnifica como siempre), debido seguramente a una mala direccion o un altivismo exhorbitado que le han hecho relajarse y vivir como se suele decir de las rentas!!

Aun asi es un sitio recomendable para ir, pero en mi modesta opinion, deberian bajar los precios pues el servicio ofrecido actualmente no es acorde con el precio!!

De corazon espero que remonten el vuelo y retomen la senda de las cosas bien hechas ya que han demostrado de sobra que las saben hacer!! entonces y solo entonces estare dispuesto a pagar gustosamente por un buen restaurante!

En general es extraño observar opciones de este tipo en Valladolid. El entorno es entrañable, en medio de un Pinar clásico en la ciudad. La comida, bastante bien, pero sin acabar de romper a mi gusto. Yo me lo pasé genial. Me gustó.

Hoy he vuelto al restaurante LLanten,a su jardín y a su chimenea. Ya son mas de seis veces las que he ido este año y pienso repetir lo antes posible. Una vez más, la comida ha sido excelente, sobre todo el pescado, ya que hoy hemos probado un nuevo pescado "El Rubio" que nos ha sorprendido gratamente. En cuanto a el trato ha sido tan amable como siempre, destaco a la sumillier, que me ha recomendado unos vinos que iban muy bien para todo el menú desgustación; y todo ello por 48 euros.

Hace pocos años que abrio este restaurante. Desde entonces he acudido varias veces hasta ahora, y la progresion es descendente. En su momento: materias primas excelentes, servicio muy cuidado hacia el comensal, etc.
Ahora cocina muy normalita, el servicio en muchas ocasiones altivo y antipatico.
El local no ha cambiado, muy bonito. Pero tambien muy frio, ya que la mayor de las veces esta vacio.
No se adonde llegara a parar,pero, o cambian radicalmente o dejan escapar un proyecto francamente interesante.

He ido varias veces a este restaurante por trabajo. He de confesar que la prinera vez me enamoré del sitio (decoración, ambiente,...) y la comida muy buena (la mano de raul, actualmente alma aunque no cara de la cocina de la nueva estrella michelin: ramiros), en estas primeras dos primeras visitas pensé en hacer varias cosas allí, ya que me dedico a organizar grandes eventos para empresas e instituciones. Pero desde que se ha ido mariscal (joven promesa, que al final no llegó a nada por meterse en este restaurante) la cocina ha decaido hasta límites insospechados.
Hay varias cosas que nunca me han gustado de este sitio: la variabilidad de los precios y la calidad de la cocina, y el trato prepotente y soberbio de uno de los dueños, que va de entendido de vinos, pero sólo se ha aprendido de memoria su carta, eso si muy buena.
Es una pena que un sitio tan bonito no caiga en manos de hosteleros de verdad.

He vuelto a comer a este restaurante y ha mejorado considerablemente

Local muy agradable de estilo rústico. Mantelerías de calidad, copas Schott, mesas bien separadas y sillas cómodas.
Tomamos el menú degustación de 56 euros. Primero un aperitivo que la casa que consistía en un vasito de gazpacho, un bocado de hojaldre de boletus y un poquito de paté de conejo, todo riquísimo.
Primero nos trajeron como un maridado de tomate con jamón y un liquido verde que no me enteré bien, pero que a pesar de su sencillez, me pareció toda una experiencia de sabores. Luego fideos negros marineros, con ajoaceite que ni fu ni fa. Redondo de conejo relleno con verduras muy rico. Pez de roca acompañado de setas, insulso, pasado y las setas insípidas y frias. Solomillo al punto, tierno y muy bueno y para terminar, una bandejita con seis taquitos de queso de diferentes zonas de España. Rico pero creo que totalmente fuera del espíritu de lo que es un menú degustación, donde se pretende dar a conocer el buen hacer del cocinero y no el “recopilar” una selección de quesos. Dos postres de helado que me gustaron.
La carta de vinos es impresionante, un libro, y está cara. Tomamos manzanilla Pastrana en los aperitivos y luego un Bembibre 2004 fabuloso que le tuve que decir dos veces a la sumelier/camarera que me lo jarreara ya que el vino lo necesitaba pero ella no estaba muy por la labor de trabajar, malas caras. El vino se sirvió caliente, no se envinaban copas ni nada por el estilo, el servicio a copa correcto. RCP final alta.

Segun se mire puede resultar caro, o barato, si se lee que el menu degustación son 38 euros puede parecer barato, pero a la hora de pagar 60 euros por persona comiendo tartar de atun, de pescado caballa, ensalada de atun (otra vez atun) de carne cerdo, y de postres chocolate (los dos postres con chocolate) pues no me parece nada barato, ¿que que vino bebimos? uno cuyo precio era de unos 20 euros, y a botella por cada tres personas....es barato??????? vajilla normalita, servicio lento y los platos salian frios (tambien es comprensible porque estaban llenos)buen detalle el de invitar al café teniendo en cuenta que ya lo pagué con la caballa

Segunda visita y esta vez mucho mas publico, me alegro Como dije la otra vez me parece realmente acogedor :menu degustación 42 euros y servicio de vino muy bueno me recomendaron dominio de tares Godello y esta muy bueno 18 euros. LA comida esta a alto nivel.Original pero con fundamento y voladuras de cabeza.Y el servicio bueno, bueno atento y sin agobiar que es lo que yo busco en un restaurante.Volvere pronto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar