Restaurante Llanten: He ido varias veces a este restaurante por trabajo. He de confesar que la


He ido varias veces a este restaurante por trabajo. He de confesar que la prinera vez me enamoré del sitio (decoración, ambiente,...) y la comida muy buena (la mano de raul, actualmente alma aunque no cara de la cocina de la nueva estrella michelin: ramiros), en estas primeras dos primeras visitas pensé en hacer varias cosas allí, ya que me dedico a organizar grandes eventos para empresas e instituciones. Pero desde que se ha ido mariscal (joven promesa, que al final no llegó a nada por meterse en este restaurante) la cocina ha decaido hasta límites insospechados.
Hay varias cosas que nunca me han gustado de este sitio: la variabilidad de los precios y la calidad de la cocina, y el trato prepotente y soberbio de uno de los dueños, que va de entendido de vinos, pero sólo se ha aprendido de memoria su carta, eso si muy buena.
Es una pena que un sitio tan bonito no caiga en manos de hosteleros de verdad.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar