Restaurante Jai Alai

10
Datos de Jai Alai
Valoración Media:
5.3 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
5.6 10
Entorno:
5.6 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Vasca
Vino por copas: Añadir vino por copa
Cierra: Lunes

Teléfono


10 Opiniones de Jai Alai

Si alguien sigue apreciando la cocina casera, de muy buena calidad, variada y en un entorno tranquilo, que no deje de ir a Jai Alai. Si eres de los que buscan la novedad, la cocina imaginativa y las últimas tendencias culinarias, olvídate, este no es tu sitio. Tiene que haber gustos para todos, pero no equivoquemos a la gente. En Jai Alai vas a encontrar una extensa carta con platos todos tradicionales, una carta de vinos no escasa pero también con elecciones tradicionales y una decoración, tanto de platos como de entorno totalmente tradicional. Si aprecias (también) esto, lo disfrutarás.

He ido bastantes veces a Jai Alai al estar muy cerca de mi oficina. Es un restaurante de los veteranos de Madrid, decoración de muy buen gusto, muy clásico. Entre los clientes fijos se ven venerables grupos de ancianos y los demás son ejecutivos de la zona.Me imagino que el ambiente de noche debe ser deprimente. La carta es larga y de precios contenidos pero al final, la conclusión es pobre. Ni es cocina clásica de calidad, ni es cocina vasca, ni tampoco destacan sus productos de temporada. El servicio es correcto en general, clásico sin cursilerías. Yo diría que simplemente se han quedado en cocina casera. ÁL ser un chalet muy grande (la terraza merece la pena en verano) comprendo que subir precios para subir la calidad y buscar nuevos responsables debe ser una decisión dificil...Podría ser un gran sitio...Tratamiento del vino más bien pobre con los clásicos de siempre.

Jai Alai sigue fiel a lo que recordaba, agradable y estupendo. Después de leer los malos comentarios me quede un poco impresionada porque era el favorito de mi abuelo y solia ir con él, y me dio pena oir lo de la decadencia y todo eso y la verdad fui con miedo me lo encontre reformado y muy bonito y lleno como siempre. Comi unos chipirones fantasticos además me recomendaron un vino que os animo a todos a probar porque me parece todo un descubrimiento "Dominio del Cuco" de Ribera del Duero, a un precio muy bueno 20 euros, parece que acaba de salir y es francamente fabuloso. Bueno yo me alegro de que Jai Alai siga siendo un sitio de referencia y que me hayan dado la ocasion de conocer semejante vinazo.

Sorprendido, boquiabierto y estupefacto por la sarta de críticas, no ya negativas, sino destructivas, que acabo de leer sobre el Jai Alai en este foro.
Tengo la suerte de conocer el Jai Alai desde hace bastantes años y de ser asiduo cliente, y puedo asegurar que jamás he tenido una mala experiencia, sino todo lo contrario. Y aunque pueda entender que todos podamos tener un mal día, dudo que un mal día merezca ataques tan poco ajustados al tono general de esta página.
Lo que más me sorprende, es que es un sitio web especializado en vino se destruya la reputación de uno de los pocos restaurantes de Madrid donde el precio del vino es tan ajustado que permite al cliente degustar y probar lo que en otros lugares, dado lo astronómico de los precios, resulta implanteable. Me gustaría que pensaran en eso.
Gracias.

No es que esté en decadencia. Está en plena descomposición. El servicio alocado, ineficaz y prepotente. Nos sirvieron (nos tiraron encima de la mesa) la botella de vino ¡¡¡ya abierta!!!. También lo hicieron con el agua y los refrescos de los niños. Cada plato lo traían cuando lo terminaban en la cocina, de forma que no pudimos comer todos juntos. Los cubiertos los tiraron encima de la mesa. Tardaron media hora (de reloj) en traer la cuenta. Las mesas hacinadas, mal montadas e inestables. Si te apoyabas en la mesa se te venía el tablero encima.El helado del postre lo sirvieron en vasos de Duralex. Teniendo en cuenta los antecedentes casi ni nos dimos cuenta de lo que comimos, que estaba pasable, pero poco más. Hay muchos restaurantes en Madrid como para perder el tiempo en este templo del mal servicio y de la incomodidad.

Restaurante que debio ser algo muy bonito en sus tiempo, ahora esta viejo y descuidado, la comida normalita, el servio del vino deja mucho que desear, nos trajeron dos Hacienda Monasterio Cr. ya abiertas, las copas modelo princesa. Muy mala impresión, esperaba mas.

El Jai Alai me parece uno de los grandes. Se fundó en 1922 y ahí se mantiene como lo que ha sido siempre desde que lo conozco, hace más de diez años, una casa amable, elegante y honesta, con la mejor terraza de Madrid, a unos precios difíciles de batir en relación con la calidad. Por eso vuelvo.
Si queréis comer chuminadas, que a mí a veces también me gusta, y pagar un pastizal, iros a La Broche, pero si lo queréis es unas alcachofas con jamón, una buena ración de merluza frita, o un osobuco con una estremecedora guarnición de boletos, no lo dudéis, Jai Alai. Respecto al vino, no se si no se han enterado de cómo está el patio, pero el de la casa, un paternina, cune (últimamente puaj), o un Viña Salceda crianza, está a ¡11! euros. El resto de la amplia carta mantiene la contención en los precios. Gran sitio, sin duda.

Estoy totalmente de acuerdo con el segundo comentario acerca de este restaurante: está en franco declive.
No dudo que hace unos años fuera uno de los sitios de referencia de la cocina vasca en Madrid, pero desde luego hoy en día deja bastante que desear. Los entrantes que pedimos fueron de lo más mediocre: el jamón ibérico no valía un duro, el lomo estaba seco, las anchoas muy normalitas... solo se salvó la ración de pimientos. Los segundos platos, solo "pasables".
La decoración añeja y descuidada. Me sentaron en la terraza y hacía mucho calor.
El servicio del vino, correcto.

Restaurante que gozó de gran fama, hoy en día parece bastante dejado. Decoración anticuada, que no antigua, como si no se hubiese tocado nada en muchos años.
Carta amplia y buenos precios, pero la calidad y preparación dejan bastante que desear.
Cata de vinos sin actualizar.
Restaurante claramente en declive.

Restaurante antiguo de Madrid y uno de los templos de la cocina vasca clásica en la ciudad, situado en un antiguo chalet muy próximo a otro santuario, éste futbolístico. Comedor decorado de forma agradable y sin modernidades, junto a una bonita terraza que parece muy agradable para épocas más calurosas. La carta es amplia y contundente. Buenos entrantes (jamón, espárragos, anchoas, pimientos, etc) y no menos contundentes platos de cuchara. En los pescados las raciones son generosas. Bastante sabrosas las kokotxas en salsa verde, rico sapito (rape) a la plancha y buena pinta el bacalao al pil pil (aunque prefiero el mío :-))))
No pedimos carnes pero en la carta aparecían las clásicas del norte. Chuletones, solomillos, lengua de ternera estofada, etc.
Postres en consonancia con la casa: Clasicismo en estado puro.
La carta de vinos es mejorable, así como el servicio del mismo (aunque el trato fue bueno, la cristalería debe ser renovada). Predominio de Rioja, algo de Ribera, Rueda, per

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar