Restaurante Amano en Madrid
  

Restaurante Amano

2
Datos de Amano
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas:
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Amano

Llega Setiembre y casi un sinfín de ruidosas aperturas de restaurantes. Entre las silenciosas, está Amano en la plaza de Matute, al lado de la emblemática y madrileña calle Huertas. Se trata de la nueva propuesta del multifacético  Javier Goya, de Manuel García y de Fran Ramírez que ha dejado uno de las mesas de poder de Madrid, Alabaster. Fran ha pasado de la americana y los zapatos al polo y las zapatillas. Este trío ha abierto las puertas de Amano

La propuesta de Amano se basa por una parte en una extensa serie bocados para tomar con la mano y en un listado de platos con versiones vegetal y animal que se clasifican en cremas, ensaladas, sopas, arroz, verduras, pasta, huevos y proteínas. Como es tendencia, abierto de forma continua buscando tanto clientes que deseen una extensa comida o cena como aquellos que prefieran un bocado manual y un buen vino. En este planteamiento se combinan platos de placer directo como la patata, huevo y jamón con otros con un perfil más complejo como la quinoa con tomates secos, coliflor encurtida y trufa de verano. Una carta con múltiples aristas, amplia, con mayoría de medias raciones y en las que todas las elaboraciones están realizadas en casa. En este comienzo puede que falte un mayor acercamiento al producto de temporada.

Amano se completa con la atención en la sala de Fran Ramírez y la extensa carta de vinos que ha conformado. Diría que es una parte totalmente diferencial frente a otras propuestas informarles que no cuidan de forma tan profunda este apartado. Como el que escribe disfruta del vino mucho más de lo que sabe, hay que ponerse en manos de gente que verdaderamente domina. En estos días en los que los profesionales de sala escasean y los alumnos también, es un deleite la aportación vinícola (más de 100 referencias y una amplia selección por copas) y de control del espacio de Ramírez.

Amano nace con buen pie. Local de horario ininterrumpido, siendo significativo poder a cualquier hora degustar los destacados molletes con una buena copa de vino. Este debería ser nuestro “fast food” ibérico . En los bocados manuales de gusto más amplio y directo, además del mollete, destaca el torto de portobello, huevo y papada y la endivia con queso y sardina ahumada y tienen espacio de mejora tanto el bocadillo de chorizo con los mejillones con patatas. En lo relativo a los platos, donde nuestra comanda tuvo una línea más vegetal, a destacar tanto la berenjena asada con yogur y granada como el arroz verde. En el medio plazo, se necesitarán platos de fuera de carta donde suele surgir esa chispa imprevisible que caracteriza la cocina de Javier Goya en Triciclo. Amano a priori pretende conquistar diferentes tipos de público tanto una concurrencia de paso como otra de visita más planificada. Sin lugar a dudas hay mimbres.

Post completo en http://www.complicidadgastronomica.es/2019/09/amano/

Cocina: 7

Servicio del viino: 8

RCP: 7,5

Entorno: 6,5

 

  • Arroz hinojo estragón y codium

Abierto sin hacer mucho ruido a principios de agosto, Amano se esta consolidando como un fijo en nuestra agenda.

Un restaurante con alma de taberna, abierto a la calle a través de unas grandes cristaleras abatibles, con una carta de platos ideales para compartir, con el sello de Javier Goya de Triciclo, que se ofrecen en versión omnívora o sólo vegetal.

Amano mola porque es un sitio muy equilibrado: local sobrio pero digno, cocina reconocible con buena materia prima, de la que gusta a todo el mundo, carta de vinos interesante, atención al cliente digna de un estrella Michelín dirigida por Fran Ramírez (ex Alabaster) y precios ajustados.
Nosotros ayer noche repetimos cecina y mollete de pringá, una entraña al kamado con chimichurri antológica y fuera de carta, una fresca burrata con tomate y unas ricas puntillitas con huevo.
Se bebió algo de vino, destacando el Corta y Raspa, un vino tranquilo de Sanlucar distinto y gastronómico, que nos encantó.
Apunten: Amano es un sitio que va a darnos muchas alegrías este invierno.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar