Restaurante O´Donnell Cabanyal (RESTAURANTE CERRADO)

5
Datos de O´Donnell Cabanyal (RESTAURANTE CERRADO)
Precio Medio:
59 €
Valoración Media:
8.3 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.9 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 33,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de O´Donnell Cabanyal (RESTAURANTE CERRADO)

Lamentablemente se ha cerrado

Y llegó el día.....reunión de amigos, todos de buen comer y mejor beber...o al revés, no sé...

Local cómodo, con espacio; servicio cercano, agradable, nos hacen sentir como "en casa" ( y  nos "soportan", cuando los efectos vinícolas emopiezan a florecer, y el tono de voz va " in crescendo")....tanto Pedro como Jesús y el resto del equipo !olé!. Correcta copería y vajilla.

Sobre la cocina, qué decir!! Javier es un grandísimo cocinero, y si además cuenta con una materia prima excelente, el resultado solo puede ser de diez.

Comenzamos con  titaina, de las de "siempre", con abundantes piñones, ese dulzor del tomate....

A continuación:

Ostras francesas, jugosas, con sabor y textura. 

Unas  ortiguillas, que vienen acompañadas con unas "pinceladas" de tinta de calamar, simplemente...perfectas!!

Tataki de atún, gran producto...y bien fileteado.

Morralets: pequeños pulpitos, sabrosos...para mojar!!

Como platos pricipales, unos optamos por una extraordinaria ventresca de atún...pura mantequillla!! Y otros, por un n o menos espectacular chuletón de vaca...que también tuve el honor de "catar"...pà llorar!! qué rico!!

No llegamos a los postres....aunque tenemos pendiente un mojito en texturas...a la próxima!!

De bebercia: uno de los comensales, ansioso él, se empecinó con el Taittinger...y cayeron dos botellas antes de empezar con el ágape.

A continuación...PJ Khun Rhienschie ( que no gustó por igual a todos los comensales). Un blanco envejecido en barrica, Luis Alegre, y tres de tinto, Fuentes del Silencio (1) y Baigorri (2). 

Luego llegaron los "cremaets", dos combinados (gin-tonic/ron-cola) por cabeza....

En resumen...gran día...bien comido, bien bebido...y lo mejor, rodeado de tus amigos...Chapeau!!!

 

 

 

 

Curioso local con aire británico reconvertido en restaurante con una propuesta de cocina mediterránea de mercado. Buena oferta de arroces y pescados principalmente. En cocina Javier Aznar, ex de Sangonereta, se nota su mano. El sitio es cómodo y con buena separación de mesas, bien las copas y resto del servicio de mesa. La carta de vinos es adecuada al producto y tiene referencias interesantes, además buena oferta por copas, disfrutamos un Riesling básico de Donnhoff que siempre es una delicia y acierto seguro. Disponen de un menú a mediodía por 18 euros que se compone de dos entrantes y un principal, en mi caso una coca de escalibada muy refrescante para empezar y una suave y bien conseguida crema de alcachofa. De principal bacalao en tempura muy bueno y para terminar un postre de chocolates en varias texturas que acompañó a una copa de rico madeira detalle de la casa. Trato cercano y muy agradable en sala, especialmente por parte de Pedro, sumiller inquieto y con ganas de que disfrutaramos del vino. Repetiremos para ir conociendo mejor la carta pero este menú de mediodía promete. Buenas sensaciones que habrá que ir corroborando.

Frente al mercado de Cabanyal y con base en Sangonereta en cocina y base de sala de El Gran Azul, este nuevo local de aspecto que recuerda los clásicos locales de pescado y marisco de Madrid en cuanto decoración con madera, sillas y mesas clásicas, con un buen producto no ya de km cero, sino de casi 0 metros, una carta de vinos de alto nivel con buena presencia de champagnes y variedad de blancos y tintos muy variados y buena presencia de vinos franceses.

Mesas bien vestidas en vajilla, copas, cubiertos todo ello en ambiente muy clásico. El tamaño de las mesas es complicado: demasiado rectangular para dos personas y demasiado pequeña para cuatro personas; muy bien para juntar dos y poner 3 personas a cada lado; difícil solución.

La carta de comidas incluye un menú de mediodía con dos entrantes y un principal (arroz, bacalao, carrillera) más postre con café y pan, sin bebida por 18€. La carta libre con 4 opciones de arroz apetecibles, varios pescados (precio según mercado), avrias opciones de ostras, muchos entrantes de productos del mar, 3 carnes (cochinillo, lomo y chuleta de vaca) y buenos postres. Un carrito de quesos variados a modo de local francés da una buena perspectiva.

Tres para comer; llegamos tarde con lo que directos al agua Solares y San Pellegrino (x2) más un blanco navarro de chardonnay 2016 con bastante acidez Legardeta de Chivite. Pan loncheado y servido de forma individual con un buen aciete Marqués de Griñón de arbequina y picual de intensidad media.

Compartimos al centro:

. berberechos de tamaño correcto, con un paso frugal por la plancha (más que hechos, calentados): correctos

. ortiguillas: muy sabrosas, buena fritura y textura. Recomendables.

. sapitos (mini rapes): muy sabrosos, bien rebozados, bien fritos y con una interesantes salsa romescu

Elegimos un pescado del día: 

. pagre: bien presentado sobre unas verduras al dente, una ración de pescado justa con demasiado punto de plancha que lo dejó algo seco. Mejorable.

Postres compartidos, todos ellos en buen nivel:

. torrija con helado de horchata: correcta

. pan de higos con chocolate y sal con teja de chocolate guanaje: buena opción.

. sopa de frutas rojas con cramel de almendra y helado de yogurt griego, servido en un envase de vidrio tipo yogurtera, con demasiada sopa y poco yogurt.

Unos buenos cafés finales sin más extras. La sensación final es que, aun siendo buen producto, en ese precio hay alguna mejor opción de pescados.

Después de leer en prensa que Javier Aznar, propietario y cocinero de uno de los restaurantes-top de la ciudad de Valencia como lo  fue Sangonereta (qué bien lo hemos pasado allí!!!), volvía a la primera línea del buen comer, nos dirigimos a este nuevo local y comprobar si aquellas experiencias del pasdado, se repetían.......y así fue. Situado junto al merc ado del Cabanyal, el producto prima.

Calidad, tratamiento del producto, y un servicio cercano y profesional en sala, aconsejando con mucho acierto, en todo momento.

Entrantes: ortiguillas (perfecta ejecución, puro sabor); tataki de atún con berenjena y romescu; gamba rayada, de buen tamaño,cocida (1 pax.); pulpitos (semejantes a los famosos pulpitos de Cambrils) con habitas( especatculares...rico,rico....para no parar!!)

Principales: Como no podía ser de otro modo, y rememorando aquella "lubina del sorro", pedimos el referido pescado, bien con su suquet y patata confitada, bien al pil-pil de alga codium. Ración generosa,producto y sabor, a la altura esperada, en su punto..!Chapeau!

De bebercia, y muy bien aconsejados por el metre, dos botellas de Riesling . Bassermann Jordan 2010, mineral y con buena estructura, y Donnhoff 2016, mas afrutado. Para finalizar con Tamtum Ergo Rosé: bien servido, temperatura ideal.

De postre, compartimos para los cuatro, una versión de pan y chocolate; a la altura de lo comido.

Buen café. Combinados de ron, y Zacapa 23 para finalizar.

Quizás, el único "pero" sea el tamaño de las mesas, que aunque suficiente, se agradecería gozar de mayor espacio. Disponen de reservado.

Gran experiencia....con ganas de repetir!!! Olé!

Pd: Deseamos que les vaya muy bien, ya cuenta con nosotros como clientes.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar