Restaurante La Forastera en Valencia

Restaurante La Forastera

3
Datos de La Forastera
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
5.7 10
Entorno:
5.7 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: miercoles y noches de domingo a martes

Teléfono


3 Opiniones de La Forastera

El utielano Txiskv Nuévalos, tras su paso por el Nerúa bilbaino y el Ramsés madrileño (bajo la dirección de Camarena) ha abierto, junto a su pareja Laura (la forastera) en la sala, un local esquinero en el barrio del Carmen. El espacio físico, bastante cuadrado pero partido por una enorme columna central deja la barra a un lado y una disposición irregular de las mesas por la sala para minimizar la cercanía de los comensales (no más de dos docenas caben). Luego hay otras dos mesas cercanas a la cocina que se encuentra a espalda de la barra, más un espacio privado, abierto, con una mesa rectangular para 8-10 comensales. Una estrecha escalera de caracol da acceso a una planta superior, imagino, para grupos amplios.

La decoración en madera de pino y blanco da calidez y luminosidad al local; manteles individuales, buenas copas de vino, vistosa vajilla, mesas con cierta amplitud, estéticas sillas pero poco cómodas para el bajo ritmo de salida de platos desde cocina, donde solo está chef, aunque la celeridad en la sala de la solitaria forastera, que se ha encargado incluso de la decoración, intenta compensar para que no llegues a las tres horas de sentada en el menú más largo; buena explicación de la composición de los platos, imprescindible en el menú degustación sorpresa.

La cocina está basada en sabores sencillos y productos mediterráneos del variable mercado diario para el cambiante menú de degustación, 5 platos + 2 postres (35€) que no se explicitaen la carta. Otra opción es el menú de noche, 4 platos + 1 postre (25€). En otro folio (o casi folio) suelto tienes el menú diario que consiste en entrante, arroz y principal (elegir entre dos) y postre (15€), pero también puedes conocer los dos principales en el menú diario largo (20€). Siempre se incluye la primera cesta de pan en cualquier menú.

La carta de bebidas, que no solo de vinos, a modo de libreta pegada a una madera es su hoja final (no cambia a diario como en la carta de comidas) merece una lectura con detenimiento pues es una sucesión más que suficiente de vinos muy elegidos, poco habituales y bien descritos, con mucha variedad y una horquilla de precios entre 17 y 37€ en blancos y 17 a 45€ en tintos, más un par de rosados, cuatro espumosos a cual más infrecuente, unos cuantos aperitivos (entre vermut y generosos) y hasta ocho diferentes cervezas, completan un panorama al que, sin duda, se ha dedicado tiempo y conocimiento. Nosotros elegimos un desconocido espumoso, Fetiche 2018 (24€), de método ancestral e infrecuentes uvas pero de bodega valenciana de prestigio: Sentencia. Resultó sorprendente y sería un furor en los veranos ibicencos.

Dos foreros para comer y decidimos, como casi siempre, conocer más de la cocina a través del menú degustación, aunque la falta de información previa no es algo que me motive y que la impresión de unos pocos menús, a la vuelta del mercado diario, estimularía más al comensal, en mi opinión.

Hoy, el menú más amplio, incluía:

. aperitivo por cortesía de la casa, que consistió en un cuenco para compartir unas pequeñas barritas de pan que acompañan a una particular versión de hummus.

. remolacha, crema agria y berenjena: no encontré el hilo conductor de los elementos muy contrastados en sabores y colores pero sin saber el guión.

. ostra con escabeche de verduras: buen molusco y acompaña bien el escabeche.

. fiambre de cabeza de vaca, hierbas marroquís y berenjena encurtida: muy buen fiambre que con una base una loncha del pan recien servido y el contraste de los complementos, forma un buen plato.

. alcachofas confitadas, puré de setas crudas y salsa de tuétanos: buen plato con sentido, aunque el puré y la salsa sean frios choca un poco con lo que esperas. Muy bien de sabor.

. cocochas de bacalao al pilpil: buenos elementos y bien elaborado. Cumple bien.

. carré de cordero, puré de coliflor y aceituna negra: buena carne, bien presentada, correcto el puré y las aceitunas troceadas aportan color y poco más.

. calabaza asada, helado vainilla y almendra frita: buenos elementos que juntos forman una agradable experiencia.

. torrija frita y helado de café: buen tamaño, jugosa y buena intensidad de sbaor del café.

Ya hemos tomado café en helado, así que decidimos descansar de la tabla del asiento tras casi tres horas y acortar la sobremesa.

 

  • carré de cordero

  • cocochas bacalao

  • alcachofas

  • fiambre de cabeza de vaca

  • remolacha y crema agria

  • version del hummus

No es la primera vez que voy a La Forastera ni que pruebo la comida que hace Txisku pero no había dejado comentario antes. Hoy, al ver el comentario previo he decidido que no debía ser tan vaga y que tenía que contaros mi experiencia, porque fue muy buena.

Noche de lluvia en Valencia...parece que la gente se queda en casa pero no, La Forastera está lleno, menos mal que había reservado. Vemos la carta, es cortita pero con buena pinta , también ofrecen dos menús degustación distintos uno de 25 euros y otro de 35. Laura nos cuenta que el de 35 tiene algún plato más pero que la diferencia está sobre todo en la materia prima que se utiliza en uno y otro. Cogemos el de 35 pero es sorpresa, no sabes qué te van a dar. eso sí te preguntan por tus fobias, filias y alergias

Detalle de entrada: humus con bastoncitos de pan tostado. Casero y rico.

Judías verdes cortadas finísimas y prácticamente crudas con un trocito de melva, también cruda y cebolla asada ahumada con un aliño muy, muy bueno. Pica un poquito , las judías están tersas y crujientes y la cebolla me encantó

Ostra de muy buen tamaño regada con jugo de cebolla asada. Está rica pero yo había probado una de Txisku regada con jugo de chipis y me acordaba de lo riquísima que me supo.

Gamba con pilpil. Me pareció un plato redondo, estaba para comerte un montón. La gamba grande y cruda y el pilpil una delicia en la que mojarías diez barras de pan. Me relamo al acordarme de ella

Chipirón con oreja y una especie de romescu. Deliciosa mezcla de sabor , con una oreja crujiente buenísima

Corvina salvaje con caldo de pescado ( de ese caldo que te sirven en una jarrita, que por cierto era preciosa). Pues también muy bueno.

A estas alturas yo estaba ya más que rellena, porque los platos son pequeños pero satisfacen más que de sobra. Entonces sacaron el último: Pichón de Bress con texturas distintas de trompetillas de la muerte. Con su patita y todo.Para mí era una novedad. Jugoso, algo sangrante, muy bueno, tanto la carne como el acompañamiento pero yo me lo malcomí porque ya estaba llena de todo lo anterior

Dos postres. Uno melocotón nixtamalizado con helado de mascarpone. Con esa técnica el melocotón no se queda blandengue y mantiene sabor y tersura. Muy bueno

El otro postre: Maíz, kikos y cacao. Sorprendente, con una mezcla de amargo y salado.

El vino fue Marko, un txacolí de Bizkaia , original , untoso y que aguantó bien la cena. El servicio lo deja en la mesa pero a mí eso es lo que me gusta, no quiero que me estén llenando la copa y me obliguen a un ritmo de beber

En fin, a mí la cena me gustó y creo que Txisku trabaja una cocina noble y bien hecha a la que le añade toques originales. Por eso he creído que debía dejar reseña, no merece que en esta web solo conste un comentario que además es tan malo

 

 

  • La ostra, es la única foto que hice

Hace unos días estuve revisando la Guía Hedonista y comentaban algo así como que el cocinero de este restaurante habia tenido relación con el  Nerua ..... y por ese motivo me decidí a llamar a mi Gatita y probarlo .

Pues bien , os voy a dar algunas pinceladas de la cena en este sitio. En primer lugar te sorprende el mobiliario tan modernista , los tonos de las paredes en blanco y el suelo de ladrillo color marron que no se ajusta a la estética del lugar .... pero entiendo que es un tema de presupuesto y no me preocupa demasiado.  

 Lo que es preocupante es la cena ..... pese a ser únicamente dos mesas en el restaurante ... por llamarlo de alguna manera .... nos damos cuenta que el servicio de sala es correcto y amable pero la salida de platos es muuuuuuuuy lenta .

Bueno al grano .... Anchoa ahumada con trozos de melocotón y queso para untar ..... eso lo hace un niño de 12 años y se lo perdono .... pero aquí no .... seguimos .... Buñuelos de remolacha .... incomestibles .... saturados de aceite , sin estética y sin sentido .... continuamos .... Cordero con yogur a la menta ....que me estás contando .... pese a estar sabroso , no puedes servir un plato con trozos de cordero como si acabarás de trocear una hamburguesa y ponerle un yogur sin sabor con trozos de menta.

El postre ni os lo voy a comentar ....melocotón cortado en láminas gruesas sin quitarle la piel .... con un helado que estaba muy bueno pero que ahora mismo no recuerdo ...

En definitiva ..... tienen dos opciones .... o se ponen a hacer cocina de verdad .... o mejor que cierren ya. 

 

 

 

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar