Restaurante Goya Gallery Restaurant en Valencia

Restaurante Goya Gallery Restaurant

5
Datos de Goya Gallery Restaurant
Precio Medio:
36 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.3 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Goya Gallery Restaurant

Ya son 5 los años que Marce y Fernando lideran este coqueto restaurante que conserva el nombre original de lo que fue un Bar Restaurante con la solera que le da la fiel clientela y los años de servicio.

Todas las visitas han sido siempre un acierto porque sus platos muestran la esencia y el buen hacer de estos dos amigos, compañeros de la escuela de hostelería que tenían muy claro que no se montarían ningún negocio el uno sin el otro.

Para mi cualquier plato que pidas esta rico pero siempre que voy no pueden faltar su famosa y riquísima croqueta líquida y su tosta de manitas de cerdo. El revuelto de alcachofas con foie y trufa también está tremendo.

Para terminar siempre puedes elegir un arroz, cualquiera que pidas te va a gustar, carne o pescado. El punto del pescado a la plancha lo bordan. El último día me decanté por una lubina salvaje acompañada de verduras de temporada.

  • Verduras de temporada con pure de patalla y all

  • Lubina salvaje

  • Alcachofas con foie, trufa e ibérico

  • Croqueta líquida

Con  motivo de reunión periódica de grupo de amigos, hasta 31 que obligó a ampliar mesas in situ en el último momento y a una mesa supletoria extra, tuvimos cena en este local que hablilitó una zona para nosotros , con mesa imperial, muy de agardecer.

El servicio en sala estuvo bien, una vez superado el caos inicial de los apuntados a última hora, y que provocaron algunas faltas iniciales. Mesa bien vestida, buenas copas; sobre la mesa un buen aceite First Belluga, agua Solares y de vino tinto Bujanda madurado 2014, unas buenas aceitunas y cestos de pan con rosquilletas.

Lo comido según negociación previa:

. sepia con mahonesa: plato estrella de la casa, siempre bien hecho y con una buena mahonesa

. croqueta de bacalao: de buen tamaño, bien frita, buena presencia de bacalao

. ensalada de ventresca, con taperas, tomate, lechuga, encurtidos, altramuces, salmon marinado y mojama

. carrillera guisada con espinacas setas y parmentier de patata (otros optaron por paillote de merluza)

. postre individual: un mix por pequeñas piezas de torrija, helado, tarta de queso (creo recordar)

Unos cafés e infusiones bajo demanda y sobremesa con próxima quedada organizativa de evento mayor.

Una buena velada, sin prisas por acabar en un comedor que empezó con buena afluencia y que creo que molestamos más de la cuenta.

Local ya descrito que sigue llenando hasta los topes lo que hace apretarnos un poco todos. Destaca el cambio en la carta de vinos pasando ahora a tener una muy amplia carta, variada en cuanto a tipos de vinos, todos ellos muy descritos llegando incluso a notas de cata: gran mejoría, lamentablemente volvimos a acertar en la falta de stock.

La carta de comidas sigue amplia y las opciones de arrocesy fideuá (hasta 22) están muy presentes, pero no se limita a ello pues hay una interesante y amplia variedda de entrantes, carnes (7 opciones) y pescados (hasta 5 diferentes), incluso con interesantes postres (11 a elegir).

Cuatro para comer. Unas cervezas previas, agua con (San Pellegrino) y sin (Solares) gas, un par de coca colas y un par de claritas. De vino, al final elegimos el siempre clásico y acierto fijo de Pago de Carraovejas 2015 que se dió a catar inicialmente y luego autoservicio y casi que mejor porque el servicio desde una esquina llegando a todos los comensales de la otyra esquina de la mesa y pasando por encima de los más cercanos, no auguraba nada bueno.

Pedimos al centro:

. ensaladilla rusa (media ración): por probarla como plato clásico de cuando era más bar que resraurante.

. sepia con mahonesa: por el mismo motivo anterior. Sigue siendo recomendable. 

. alcachofas: nos gustaron la vez (y comentario) anterior y repetimos. Se sirve una entera por persona, con buen  tamaño y buena salsa de base

. jamón jabugo cortado a mano (El Lazo) y servido con pan tostado y tomate: muy bueno.

. fideuá de cigalas, gambas, sepia y rape (premio en Gandía) : muy buena en calidad y cantidad, perfecta de cocción, fideo nº 2, muchos tropezones y buen fondo. Muy recomendable.

. quesos: en teoría era queso de oveja del pueblo "Les coves" pero en la realidad fue un plato de 4 quesos diferentes formando una variedad y cantidad destacable.

. infusión de piña con fruta y helado de coco: curioso y referido como bueno.

. fruta preparada: nada destacable más alla de la variedad: fresas, manzana, pera, piña, algunos frutos del bosque, granos de uva.

Unos cafés finales y algo de sobremesa mientras nos íbamos quedando sólos, pues parace que la diáspora de semana santa ha empezado y todos quieren pasar la mayor parte del tiempo posible en la carretera.

Fuimos por casualidad, y fue una muy buena experiencia, los entrantes exquisitos y la atención de nuestro camarero Ismael, más todavía. Volveremos!

El antiguo bar Goya, el de buen marisco y sepia con mahonesa se ha remozado como toco el edificio, y ahora es un restaurante en forma de U alrededor del patio de la finca, con mesas demasiado juntas, bien vestidas, buena cuberteria y coperío, con una interesante carta de comidas y destacando el tema de arroces, servidos de forma individual (algunos necesitan encargo o 90 minutos de espera para hacer el fondo), con opciones de picar y compartir, algunas de ellas referenciadas como premiadas en diferentes concursos y años.

Local lleno, servicio con gente aunque poco organizada (hasta 4 personas sirvieron en nuestra mesa) y alguna pausa al principal y sobre todo a los cafés cuando ya no quedaba casi nadie. Algo ruidoso.
Carta de vinos compleja de manejar, con suficientes opciones para elegir y precios al uso. Elegimos Sierra Cantabria Cuvée 2010

Cuatro para comer, unas cervezas de entrada ofrecidas como "3 alemanas que no recuerdo" (Warsteiner nos llegó), un pan correcto y un muy buen aceite Pla de l´Arc de Penyagolossa, bien de amargos.
Un aperitivo de la casa para entonar estómago. crema de patata, calabacín, guisante y pimiento verde que hubo que preguntar a varios camareros para conseguir saber lo que comíamos.

Entrantes:
. alcachofas cocidas (con su parte de rabo como manda la moda), sobre una base de vinagreta de tomate, almendra triturada y escaso jamón (premio Naquera 2014): bien la alcachofa y muy ácido el tomate Lo malo es que el plato de postre que teniamos para servir los entrantes se mantuvo hasta el final y el ácido tomate también.
. erizo relleno: no consiguieron decirnos como estaban hechos y desistimos. Bien de sabor a mar sin desbordar.
. croqueton de pularda: gran croqueta redonda (casi pelota de tenis) sobre una tierra de kikos y cacaos, bien de sabor, bien de relleno.

Principales, cada uno elegimos un plato para probar:
. arroz del senyoret de carabineros: amplia ración en paella de medio dedo de arroz, buen punto, un carabinero pelado al centro; de tropezones muy a trocitos pequeños gamba pelada, calamar y rape.
. arroz al horno: con costilla de cerdo, garbanzos, morcilla, panceta y tomate
. crujiente de rabo de toro, al Jerez y pera al vino: espectacular presentación y bien la pasta crujiente que envolvía al rabo de toro bien guisado.
. bacalao con garbanzos: sobre una base de garbanzos cocidos un bue n trozo de bacalao bien de punto con una mouselina de ajo aceite.

Postres:
. canutillos (3) de calabaza (premio liria 2012?): muy bueana presentación y bien de sabor; unas fresas aportaban acidez y frescura al plato.
. lingote con helado de maracuyá y mango, acompaña algo de piña que pone contrapunto ácido y fresco frente a un lingote mucho menos dulce y denso de lo que supones al llegar el plato.
. helado de galleta: buen helado con fondo de galleta María; rico.

Por supuesto hay pescados y carnes y muchos entrantes desde la clásica sepia con mahonesa hasta marisco del día.
Un local con mucho potencial.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar