Restaurante Bitxarracu en Barcelona
  

Restaurante Bitxarracu

4
Datos de Bitxarracu
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas:
Precio desde 14,10 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: domingos y lunes

Teléfono


4 Opiniones de Bitxarracu

Día libre entre semana y ganas de probar algo nuevo. ¿Tapas de autor? A Víctor Quintillà ya le "conozco" de Lluerna, las críticas son buenas... ¡Vamos allá!

El local, sin ser enorme, es suficientemente amplio, las mesas son más que aceptables de tamaño y el único pero que igual están un poco juntas. Muchas botellas decoran las paredes. Sitio acogedor sin ser espectacular.

Al ser la primera vez que iba me decidí por la "fórmula mediodía", que consta de dos tapas más bebida, pan y postre por 12.80 eur IVA inc. Lo que más me gustó de todo es lo amplio de la carta: hay como 30 tapas diferentes (algunas, las sugerencias del día, que no salen en la web) más croquetas y bocadillos y unos 10 postres. No se puede escoger todo lo que hay para este menú económico pero quizá más de la mitad de las opciones.

El vino (pedí un tinto) servido en una Copa Riedel, de las pequeñas, pero Riedel al fin y al cabo. Buena cantidad, quizá 15 cl. No pregunté qué caldo era, pero me pareció simplemente aceptable. Un más que buen pan (focaccia) de acompañamiento.

Me costó elegir... Como primera tapa, unos rollitos de salmón (tipo ahumado) marinados con abundante mostaza (para mi demasiado, copaba el gusto)y rellenos de tomate, ensalada y algo que ahora no recuerdo. De notable sobretodo en un menú de este precio. Servido en un plato pequeño alargado (cuidan bastante los detalles). 4 rollitos, ración aceptable.

De tapa principal me decidí (quizá ahora me arrepiento) por un curry de pollo Thai (de corral) con basmati. El curry, algo picante pero muy moderado. El arroz, correcto sin más: remover y mezclar. La salsa llevaba frutos secos pero no tengo claro sin eran almendras o cacahuetes. La ración llenaba lo suficiente. De haberlo sabido, hubiera escogido alguna cosa más exótica. Lógicamente con toda la salsa el pollo quedaba bastante mimetizado y era difícil apreciar su calidad. Otros platos eran dos tipos de "botifarra" o rollito coreano de papada de cerdo crujiente.

De postre, escogí espuma de coco y piña. La espuma de coco tenía el color y la textura de la nata pero el sabor de este contundente fruto. La piña, a trocitos en el fondo del vaso, era muy buena, aunque quizá quedaba demasiado zumo abajo.

Para acabar, un cortado "normalillo a 1.30 eur. Los precios, muy, muy contenidos: botellas de vino con el precio de tienda multiplicado por menos de 2, refrescos a 1.90 eur y cervezas (sólo Damm...) entre 1.70 y 3 eur aprox.

La verdad es que es un local muy asequible de precio con tapas que sin ser de estrella Michelin son más elaboradas que en el 90% de los locales de la ciudad. La variedad de su carta hace muy recomendable la visita en grupo. La comida quizá no me emocionó, pero es de estos sitios que volverías.

Segundo dia de mi periplo barcelonés. Tras haber reservado por el Tenedor, ya que no pude hacerlo directamente con el restaurante, decidimos ir a conocer el Gastrobar Bitxarracu el sábado 27 de diciembre a las 13 horas. Es recomendable reservar pues ese dia casi todas las mesas estaban reservadas.
Este bistrot esta dirigido por el Chef uniestrellado Victor Quintillà (Rest. La Lluerna de Santa Coloma de Gramanet) y al frente de los fogones está su socio y antiguo colaborador en la Lluerna, Lluis Tomàs. Esta situado en pleno Eixample barcelonés, trás una cristalera. Al entrar, a la derecha, hay una pequeña barra que da paso al amplio comedor. La sala es agradable, está bien decorada sin florituras, de manera sencilla, presidida por la foto de un enorme bitxo (bitxarracu) sobre el muro principal. Las mesas para dos personas son mas bien pequeñas( nosotros al ser tres pudimos disfrutar de un poco mas de espacio), no tienen manteles, los salvamanteles no son mas que los folletos donde figura la carta y están bastante cerca las unas de las otras aunque bien dispuestas. El servicio es agradable y profesional.
Para picar la carta de ese dia ofrecía 18 tapas variadas, cuyos precios oscilaban entre los 3,80 € y los 8,5€, Tablas de embutidos y quesos entre los 4,5€ y los 6 €, 3 bocadillos de pan artesano entre 6,5 y 9,5 €, 6 postres a 3,80 € y 2 formulas menú de tapas (mínimo 2 personas) a 15 € y a 20 € incluyendo el pan, una copa de vino, refresco o cerveza.
Optamos por el menú a 20 €.

Tomamos,

Ensalada de tomate y raviolis liquidos de mozzarella Buen principio
Croquetas de ceps y foie (2 unidades/persona) Riquísimas... me hubiese comido las 6, pero los otros comensales no estuvieron de acuerdo.
Canelón de pollo de corral Muy bueno.
Bacalao confitado a la llauna Muy bien preparado
Butifarra brisa de "Cal Nen" esparracada con setas Si señor, también muy logrado.
De postre se podía escoger entre Espuma de coco y piña y Tiramisú Ambos deliciosos.
Acompañamos los platos con un buen pan de coca con tomate. Para beber tomamos 2 cervezas y un refresco. Finalizamos con unos buenos cafés (no incluidos en el menú).

La cocina podríamos clasificarla como Km 0, de temporada, las materias primas son de proximidad y la mayoría de productos son ecológicos. La nota ascendió a 21,10 €/persona. Muy buena RCP. Restaurante recomendable para comer buenas tapas en un ambiente informal y a muy buen precio. Si estamos por la zona volveremos.

  • Bacalao confitado a la llauna

  • Butifarra brisa de "Cal Nen" esparracada con setas

  • Ensalada de tomate y raviolis liquidos de mozzarella y croquetas de ceps y foie

Uno de los motivos que hacen que sintamos mayor o menos simpatía por los locales que visitamos, amén de la calidad en sus platos, es el precio que pagamos.
Bitxarraku ofrece, básicamente dos menús (15 y 20 euros), amén de algunos quesos, algunas tapas, y otros productos por si uno se quiere salir de ésta propuesta.
La cocina de Víctor Quintillà, poseedor de una estrella Michelín en LLuerna, Santa Coloma de Gramanet, actúa aquí con el grado de eficacia y sabor para salir más que contento, y comprender que hay nuevas propuestas muy interesantes dentro del panorama barcelonés que se han dado cuenta de que el precio Sí importa.
5 tapas saladas y una dulce componen el menú de 20€ que degustamos la noche del martes. Incluye un pan magnífico de Triticum, lo que habla de la sensibilidad del cocinero, que no incrementa el precio aunque se repita de esa "focaccia/pan". Una bebida, una cerveza en éste caso que quitó la sed de caminar hasta la calle Valencia.
Precios de los vinos interesantes, pues una vino de Rafa Palacio, Bolo, que se puede encontrar por 8,95 en la red, allí tiene un coste de 13,95. Es decir,cargan poco el vino, lo que hace que el pago final de la cuenta venga a resultar de 28€ por persona.
Nivel de cocina popular muy alto, pues todos los platos están sabrosos. Algo ridícula la pequeña ensalada de tomate y sférico de mozzarella, pero siendo justos la degustación de todos los platos sacian, aunque para gustos los colores.
Muy interesante la propuesta.

Bitxarracu es la nueva apuesta low cost del cocinero estrellado Victor Quintilla, tiene escasos meses de vida y pretende ofrecer tápeo a precios económicos, en la carta también hay dos menús de 15€ y 20€ respectivamente los cuales incluyen 4 tapas, postre y bebida, la oferta es tentadora, a parte hay tapitas que van de los 4€ a los 10€, la carta de vinos es corta con pocas referencias de Catalunya, Pintia, Les Terrasses, Eixaders, Afrortunado, Jardin de Lucia, Entre Lobos,..., el servicio del vino se limita al descorche. Para hacer el menú se tiene que ser mínimo dos personas pero si comes de tapas de la carta, te sale practicamente igual que el precio del menú. Pero las raciones del menú son muy pequeñas, te tienes que partir una ensalada que tiene 4 trocitos pequeños de tomate, un canalon entre dos persona, un trozo de bacalao que te lo tienes que partir entre dos, y lo que mas resulta incomodo es que en ningún plato te traigan unos cubiertos para poder servir a las dos personas, te tienes que coger tus cubiertos y partir los platos y poner la salsa con tus mismos cubiertos y que aparte no te los han cambiado en todo el menú, ami me da un poco de pudor servir con mi cubierto usado a la otra persona, estas cosas se tienen que cuidar porque mismo en mi casa pongo unas pinzas para servir a los demás, no se me ocurriría servirlos con mis propios cubiertos usados. No creo que repita, lo encontré un poco soso, frío y estos detalles no me gusta y encima pasamos hambre ¡Que son 20€ por persona¡¡¡¡¡¡

  • croquetas

  • la sala

  • ensalada de tomate

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar