Restaurante Café Colonial

Datos de Café Colonial
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
5.4 10
Comida:
5.9 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
7.2 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: Conde Altea, 48
Código postal: 46005
Tipo de cocina: Asiática
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 22,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


23 Opiniones de Café Colonial

Mi novia y yo vamos muy a menudo a este restaurante. Llevamos varios años haciéndolo. El ambiente es tranquilo y bien decorado al estilo zen. El trato de los camareros muy correcto y siempre atentos a cualquier necesidad que tengas. Yo recomiendo los rollitos vietnamita, el arroz mandarín y el pato crujiente. El dim-sum, por ejemplo, no es digno de mención, aunque todo está bueno. También comentar que no te empiezan a sacar platos sin ton ni son. Te sacan uno y cuando has acabado te sacan otro (parece una tontería pero hay que ver cuántos sitios hacen esto hoy en día). La carta de vinos no es muy amplia pero son buenos vinos, después de todo.

Hacía tiempo que no visitábamos este restaurante y anoche entramos casi por casualidad, pues nos encontrábamos por la zona y nos apetecía algo de sushi.
El restaurante tiene una buena atmósfera de decoración zen, estilo colonial de tonos oscuros e iluminación suave. Me sobran las fotos de los responsables del local con el famoseo que pasa por allí, pero los asiáticos son así... ¿qué le vamos a hacer? Eso sí, las sillas y las mesas son algo incómodas. Las primeras no son demasiado ergonómicas y las patas de las mesas invaden el espacio del comensal, así que mantuve una lucha encarnizada con ellas durante toda la noche.
Como no nos queríamos pegar un tremendo atracón, optamos por dos menús sencillos. Un menú Bento de 12.90 que incluye un buen surtido de sushi, sashimi, makis, etc. Optamos además por un menú del que no recuerdo el nombre, en el que te daban a elegir entre un primero, un segundo y una elaboración de tallarines, noodles o arroz.
Decir que el sushi está muy bueno, con elaboraciones interesantes, algún "invertido", el sashimi fresco y de buena calidad y los makis también trabajados. Del otro menú, escogimos un dim-sum que no me emocionó pero que estaba correcto, un pato crujiente similar al típico Pekín que estaba muy rico, y unos noodles de ternera y curry muy ricos.
La carta de vinos es sencilla, con algunas referencias interesantes, sobre todo para este tipo de cocina. Siguen faltando espumosos pero hay referencias de buena calidad en blancos. Escogimos un Vegalfaro blanco que fue perfecto con la elección de los menús que tomamos. Copas de calidad media y servicio atento, sirviendo el vino en todo momento (claro que estábamos solos en el local).

En definitiva, volveremos a tomar algún menú más largo, pues el reencuentro ha sido muy grato.

Fuimos dos personas a cenar. Agradable decoración al estilo zen, luz tenue, mesas un poco juntas, correcta carta de vinos para ser un restaurante oriental como correcto es el menaje. Servicio, como casi siempre en estos sitios asiaticos, amable y eficiente.
Tomanos Hojan Hsin Taiji o que es lo mismo unas vieiras salteadas con salsa de ostras (ricas - 15€), Arroz mandarin (sabroso - 8€), Langostinos en Salsa (ricos - 12,50€), un surtido de Indochina (al que solo le faltaba la compañia de Catherine Deneuve - 9,5€) y dos cafes. Para regar la cena una cerveza Tsingtao y un Pago de Balagueses Shiraz.
Pagamos un total de 69,70€. Buena RCP. Para repetir.

Arrastré a mi esposa que no es fan de este tipo de locales ni de la comida que ofrecen. Su cara de felicidad me indica que me he ganado su confianza para un par de restaurantes más por lo menos. Llegamos sin reserva pero el servicio fue muy amable y rápido. Pedimos menú Nyanyo creo recordar que se llama. Entre otras cosas rollitos vietnamitas (muy buenos), dim sum (bueno), langostinos (buenos) y solomillo (muy bueno). Vino blanco, una referencia de requena: Sauvignon Blanc y Chardonnay, un vino original y bien servido.
El local está poco iluminado para mi gusto y al traer los platos, más que citarlos, los susurran, por lo demás, calidad, cantidad y servicio muy correctos.
Un punto negativo: que me pregunten por la bebida antes de confeccionar la comanda.

Primera visita a este restaurante de "cocina asiática" (como se autodefinen) situado en el cruce de Conde Altea con la calle Salamanca, en pleno centro de lo zona de copas de Cánovas. El local es agradable, aunque las mesas están bastante juntas y no tiene el "glamour" del cercano Valencia Orient. Optamos por el "menú Colonial" (30€) que incluye una buena selección de sushi, sashimi, tempura de verduras, brocheta de pollo, crujiente de pato, postre (a elegir) y té/café. Aparte pedimos un surtido de Dim-Sum. Todo con buena calidad media y precio razonable. El té verde japonés no me gustó mucho. En el apartado de vinos la carta es bastante corta, especialmente en el apartado de blancos y espumosos (lo que mejor combina con este tipo de comida) pero se puede encontrar alguna referencia interesante. Optamos por un mineral Pedralonga Albariño (creo que la añada era 2007), por 21,40€, que resultó todo un descubrimiento: no conocía este vino de Francisco Alfonso. Servicio atento y agradable, como suele ser habitual en este tipo de establecimientos. En definitiva, un lugar agradable para probar cocina japonesa y otros platos de cocina pan-asiática a precios razonables.

El restaurante actualmente se llama Cafe Colonial ( no confundir con el ya desaparecido cafe colonial de la avenida aragon), el cambio de nombre se debe segun me comentaron a que llamaba mucha gente confundiendolo con los restaurantes de buffet libre wok. La comida sigue teniendo la misma calidad, son los mismos propietarios, y el precio es el mismo, solo se ha cambiado el nombre.

Yo soy un asiduo a este restaurante me encanta. Me encantan los sushis que preparan, los sashimis, tambien esta muy bueno el solomillo, los rollitos vietnamitas, vamos todo muy recomendable. Para mi muy recomendable.

En mi opinion, es uno de los mejores restaurantes asiaticos en lo que Valencia se refiere,
la decoracion, te puede gustar o no, pero en lo que se refiere a gastronomia relacion precio-calidad en mi opinion está bastante acertado.
La atención es excelente, y el servicio muy correcto, teniendo en cuenta lo complicado que esto supone a causa del idioma.
Estoy deacuerdo que es superable, pero es de los pocos que sigue su norma y que intenta ponerse al dia tanto en gastronomia como en enologia.
Personalmente he visitado otros restaurantes de los llamados asiaticos y no han tenido ni la mitad de referencias de vino, mas o menos acertadas, ni el servicio en cubitera,ni siquiera un decantador, ni la variedad en platos que aporta este restaurante.
Creo que merece una visita, por lo menos.

Hacía algún tiempo que no volvía a este restaurante, ya que ahora no me coge cerca, pero me agrada comprobar que las constantes no han cambiado desde la última visita. Puede que ya no sea uno de los "de referencia" en su segmento, pero creo que saben lo que tienen entre manos. Aunque había escasa mesas ocupadas el día que acudimos, la atención fue irreprochable (cambio de cubiertos, platos, atentos sin agobiar).
En cuanto a la comida, correcto el dim sum, mejor la tempura de verduras. De segundo pedimos un variado que incluía makis, nigiris y aparte, un california roll. Muy bien. Pedimos también unos dados de pollo con arroz cantonés, algo menos acertado.
De beber, un Chozas Carrascal Las Tres, servido a temperatura apropiada y mantenido en cubitera. Copas y mantelería adecuadas, no puedo comentar el precio, ya que fui invitado. Recomendable.

Como hago algunas semanas, he comido en el Xuwok, y me parece un buen local para mediodía (tengo el despacho por allí). El local es bonito y acogedor, aunque algo ruidoso, y el servicio es muy agradable. La carta de vinos es mejorable (corta y con referencias poco llamativas, por lo que hemos elegido Pago de Luna -prefería blanco por ser sushi, pero es lo que tiene ir acompañado), así como el servicio (las copas son algo incómodas), aunque los precios son ajustados. El menú de mediodía tiene, entre otras opciones, una selección de sushi (aunque siempre me permito hacer alguna variación y no me ponen problemas) recién preparado y de buena calidad, con postre (tempuras de piña, plátano... o helados). Una buena opción con RCP correcta (teniendo en cuenta los precios de japoneses que no sean woks) para comer (por la noche ya he comprobado que al no existir menú, la RCP se dispara algo más).

Asiatico pobre.
un local muy cuidado. como se estila ahora. moderno, funcional, buen diseño.
Pero yo salgo a cenar, no a ver locales bonitos.
El mixto de sushi, los maxi roll y la tempura, muy flojos. Típico local que entra por los ojos, y cuya calidad no va acorde con lo que pagas. La carta de vinos, al nivel de la cena.
El servicio, lo mejor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar