Restaurante Cuina Adaruz

Datos de Cuina Adaruz
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
7.5 10
SERVICIO DEL VINO:
8.5 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Paterna
Dirección: Ramon Ramia Querol, 76 bajo
Código postal: 46980
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Cuina Adaruz
OPINIONES
3

Local lleno a rebosar, más ruidoso en la zona del fondo que en otras ocasiones, también motivado porque casi todas las mesas eran grandes y familiares con lo que conlleva de aumento de comentarios y distancia de interlocutores.
Mesa para 10 ovalada con menú pactado al que se agregó un entrante por cortesía de la casa. Encargado plato de fabada para la mayoría de los comensales como plato principal.

Unas cervezas iniciales, entre ellas una de litro de Cruz Campo Gran Reserva, además de otras cañas y claritas, que junto con el agua Cabreiroa, entraron en el precio del menú. Los vinos se pagaron aparte y muy a gusto por los buenos precios (que mejoran puntuación en este apartado) que tiene en carta, casi como en tienda.
Un pan muy correcto y un buen aceite Alcalá Oliva algo verdoso y afrutado con amables amargos, para hacer tiempo.

Empezamos con el vino para los entrantes: Valdesil Godello sobre lias 2013 (a 14€), dos botellas, con buena mineralidad y final amargoso muy interesante.
De sólido:
. ensalada de tomate kumato con ventresca de atún, anchoas, cebollas y piparras: Para mojar pan y no parar. Buenos todos los elementos por separado y bueno como conjunto.
. jamón con rebollones (níscalos). Buenos elementos separados que no se integran entre sí.
. alcachofas, col frita y pimientos de Padrón por cortesía de la casa: curiosa mezcla que, con un poco de buen aceite sobre la col, consigue un buen plato.
. calamares con habitas baby: clásico con buena resolución.

Seguimos con principales:
. fabada, elegido por la mayoría y previa reservas: perfecta cocción de les fabes, buenos tropezones (compago). Servid en cazuela y con opciones de repetir que por supuesto hicimos la mayoría. Sobresaliente.
. otros por el pescado, destacando el gallo de San Pedro versión frita, muy interesante aunque esta vez de ración algo corta.
Ésto ya merecía un vino de carácter, cambio de copas, y apor un Psi 2012 (a 32€) muy bueno y en buen añada.

Postre un compartido de fruta variada (uva, melón, piña) con dulce (flan de queso, casi panacota) y helado de avellanas.
Se acompañó de un buen Gosset Brut Excellence (39€).

Unos cafés (que luego se repitieron por cortesía de la casa) y una nueva botella de Gosset, esta vez por cortesía de unos amigos comensales, pusieron fin a una sobremesa de amigos compartidos.

Llegada tarde. Local lleno. Mesa para 5 redonda muy agradable. Quisimos reservar plato de cuchara de sus muchas opciones pero nos dijeron que habría aunque la realidad es que las fabes estaban preparándose para el día siguiente, las manetas sin deshuesar.. Así que mejor avisar con unos días si quieres no fallar.

Buen pan y aceite Alcalá Oliva con agradable amargo final, mientras esperamos con algunas cervezas al comensal más tardío aún si cabe.
La carta de vinos es de una calidad/precio que no conozco comparación; algunos ejemplos tintos de precio de carta: el miracle 8€, ceremonia 11€, bassus PN 16€, finca terrerazo 23€, corimbo 18€, tomás postigo crianza 20€, pago carraovejas crianza 23€, aalto 28€, psi 32€, flor de pingus 85€, vega sicilia unico 195€. Amplio abanico y buenos precios que hacen irte a gama más alta.

Unos entrantes al centro:
. tomate con ventresca, anchoa y cebolla: amplia ración, buen tomate en buen punto de maduro.
. huevos rotos con foie, patatas y pimientos de Padron
. gamba roja, 3 por persona, tamaño medio y buena calidad; perfectas de elaboración, jugosas.
. cazuela de judiones y servicio en platos individuales. Aunque estaba previsto para el menú de mañana, nos arriesgamos y acertamos. Al día siguiente debían ser pura mantequilla pero ya ahora estaban en gran nivel. Buen compago y abundante.

Principales: 3 para gallo san Pedro (pieza de aprox 1.5 kgrs) frito y un entrecotte. El pescado resultó curiosa su elaboración pero bien de sabor; la carne bien sin más. Para mí elegí la cuchara: callos con garbanzos, melosos, bien cocidos, buen sabor de fondo, buena ración.

De postre y al centro (curiosa costumbre para sacar delante opciones poco solicitadas) con fruta pelada y cortada, flan mascarpone de queso bueno y helado de vainilla y calabaza asada poco cocida.

En la parte líquida: agua Cabreiroa, champagne Mumm Rosé Brut y tinto Roda reserva 2009 que resultó más suave y de trago largo y maduro de lo esperado. Para el postre y por cortesía de la casa una mistela de la cooperativa de Jalón.
Unos buenos cafés para acabar y casi sin sobremesa porque ya hacía rato que se habían ido los compañeros de comedor.

Un local de aspecto elegante, con mesas bien separadas, con buena cobertera, copas, cambio de cubiertos, servicio amable..con todos los buenos aditamentos. Difícil de encontrar y más de aparcar.

Carta de comidas interesante, platos de cuchara y sobre todo por encargo con buenas recomendaciones. Funciona un menú muy interesante al que nos dedicamos.
Carta de vinos a precios extraordinarios; y digo extraordinarios porque puede merecer la pena ir a comprar allí, la única condición es que comas allí. Algunos ejemplos: 200 Monjes reserva 27€, San Vcente 32€, San Roman 22€, Thermantia 100€, Santa Rosa 19€, Mauro 24€ (fue el elegido).

Entramos con una manzanilla y unas almendras, otros con cerveza e incluso con agua. Un buen pan y un aceite Alcalá Oliva serenaron los ánimos. Continuamos después de preguntar si los precios eran de verdad y si habia de todo lo referenciado con Mauro 2010 muy en su momento y que nos duró toda la cena.

Entrantes al centro: ensalada de tomate, ventresca y anchoas. Había muchas hojas diferentes sobre todo escarola, cebolla, puerro. Más que correcta la ventresca y anchoas.
A continuación gamba roja a la plancha, 3 por persona, tamaño medio, bien hechas, sin exceso de sal. Un éxito.

Platos principales: 3 de ventresca, una pena, hechas fritas en lugar de marcadas a la plancha, quedaban muy grasas. Una merluza del cantábrico (sic) correcta y un entrecotte de buey (¿?) a la parrilla, con algo de más de plancha y algo nerviosete, con patatas y pimientos de Padron (guarnición poco imaginativa) y cargadas de aceite.

Postre de fruta. Acompañamos de un PX Delgado y 3 de agua, Monte Pinos. Unos cafés e infusiones, completaron la fiesta.
En el menú (35€) se incluye una cerveza, agua y botella de un roble de Ribera o blanco verdejo melior por cada 4 personas.

Empezamos muy bien aunque luego los segundos nos echaron a tierra. Creo que tiene muchas posibilidades sobre todo en encargo de cuchara. LO que no cabe duda es que puedes beber buen vino a magnífico precio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar