Restaurante Es Molí den Bou

Datos de Es Molí den Bou
Precio Medio:
97 €
Valoración Media:
7.7 10
SERVICIO DEL VINO:
8.5 10
COMIDA:
8.3 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Baleares
Localidad: Sa Coma
Dirección: C/ Liles, s/n
Código postal: 07560
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 75,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Es Molí den Bou
OPINIONES
8

Restaurante con * michelin, lo q garantiza un servicio excelente como mínimo, como así fue por cierto.
Cuesta llegar, no hay demasiado esmero en ponerlo fácil, pero bueno.....Mucho resort...
Local espacioso con tonos agradables y bien decorado.
Mantelería, loza, cristalería ...de calidad y variedad.
Carta de menús degustación y carta gigante de vinos (con precios tensionados)
Entrantes variados y abundantes, con mucha creatividad (aunque no todo tiene justificado su presencia), panes variados, aceite DO, y platos interesantes con tamańo reducido pero suficiente.

En resumen un restaurante interesante con buena calidad y buena ejecución, con un precio q no es barato pero con lo q ofrece tampoco es carísimo.

Hem optat pel gran menú de degustació amb maridatge premium: aperitius del dia, 3 entrants, 1 plat de peix, 1 plat de carn, 3 postres i 4 vins (José Pariente 2009, Plácet 2007, 4 kilos 2008 i moscatell Ochoa) servits a temperatura idònia i en copes riedel. La matèria primera amb què s'elaboren els plats és de molta qualitat, l'elaboració és tècnicament perfecta (tot i que potser hi ha una certa reiteració de les escumes) i la combinació de sabors molt encertada. El servei i el tracte són excel·lents. L'únic emperò, si de cas, és el preu d'alguns vins (botiga x 2). El nou local és molt acollidor i elegant. Sens dubte una excel·lent opció (tal vegada la millor) per menjar bé i ben servit a Mallorca.

restaurante que cambió de ubicación hace ya un tiempo, dejando en Sant Llorenç el acojedor molino que ocupaba, ahora se ha trasladado a "Sa Coma", en un hotel de cuatro estrellas,donde conserva su preciada estrella michelin,( por cierto, es el único cocinero mallorquín en toda la historia en obtenerla) espacio mucho más cómodo, tanto para el personal como para los clientes, terraza, bar con terraza para tomar unas copas luego, mesa en la cocina(impresionante, por cierto)... servicio de vino y sala a cargo de uno de los mejores profesionales de la isla, la cocina no desentona con él, y aunque un poco repetitiva( demasiadas espumas, aires y acompañamientos faltos de "texturas") siempre es de una ejecución casi perfecta, con platos sobresalientes, excepto en los postres donde nunca ha sobrepasado el notable.La carta de comida está pensada para que siempre te montes un menú degustación, garantizándose así un gasto mínimo por comensal,(muy buena idea y muy original). Espacio un poco ruidoso cuando está lleno, pero muy cómodo, sillones en las mesas( no en todas), cuberteria, cristaleria, mantelería etc, de alto nivel, bodega muy bien surtida, y a unos precios subiditos, pero dado el servicio buena relación calidad-precio de los mismos. Nos sentaron en la terraza, muy bonita, lo único q desentonó fué que se oía perfectamente a la animadora del hotel. En definitiva, muy buen restaurante con pequeños detalles a pulir...

Resataurante que se a trasladado al pueblo de Sa Coma, ubicado en las instalaciones del Hotel Protur Sa Coma Playa.
Recepcion a la puerta, comedor amplio con decoracion moderna y minimalista, aunque bastante acojedor. Mesas con buena separacion, muy bien vestidas, vajilla y cuberteria de calidad, cristaleria Riedel.
Hacer mencion especial al maitre, tanto en el servicio de vino, como en la comida, un trato impecable y profesional a la vez que cercano.
Mientras elegimos el menu, tomamos dos copas de cava Jaume de Codorniu 8€ c/u, servidas de una botella magnun abierta delante nuestro.
El menu elegido, fue el de temporada 45€+IVA compuesto de:
Almendras garrapiñadas, para picar.
Minicoca de cebolla caramelizada con sobrasada, muy rica.
Magdalena de aceituna negra, bien.
Mousse de Campari, sorprendente.
Aceite Arbequina mallorquin con panes variados, muy rico.
Gazpacho de tomate, sandia y remolacha, refrescante.
Entrantes:
Mousse de foie, mejillones, frutas y espuma de curry, muy buena combinacion.
Canelon de carne con setas de temporada y bechamel fina, rico.
Lomo de merluza con ñoquis de albahaca, tapenade y mermelada de tomate, pescado perfecto de punto.
De postre, bizcocho de oliva negra, sorbete de mango, salsa de yogurt y polvo de cacao, quiza lo mas flojo de la comida, no conjunto demasiado bien.
En el apartado de vinos, carta bastante extensa, con vinos de casi todas las D.O e internacionales, eso si precios x2. Nos decidimos por un Sió 08 32€, servido perfecto de tª y decantado.
Invitacion a los cafes, acompañados de petit fours, compuestos de: bombones de curry y cebolla caramelizada, maiz frito, gelatina de naranja y baylis.
Sin duda la mejor comida de las vacaciones.

Local bonito y acogedor. Servicio perfecto y sin agobiar. Maitre/sommelier con grandes conocimientos, amable, dialogante y modesto, nos recomendó un vino mallorquín (Torre des Canonges, 100% giró) que resultó perfecto para el menú degustación (precio = tienda x 2). Copas de vino y agua Riedel. Carta de vinos como la Biblia. 3 aperitivos + 3 entrantes + pescado + carne + prepostre + 2 postres + varias petit fours. Guiños a la cocina balear (coca de cebolla y sobrasada de aperitivo, “porcellet”, varias preparaciones con queso de mahón). Todo muy bien en general (me gustó especialmente la “galta” con melocotón y el “porcellet” con cítricos), aunque ningún plato me llegó a emocionar como sí me ha ocurrido en otros restaurantes. Todo lo comentado + 2 cafés + 2 copas de Jaume de Codorniu = 233 €. En resumen, cena muy agradable, restaurante muy recomendable.

Excelente en todos los sentidos. Acudimos al restaurante durante las vacaciones y desconociendo que eran poseedores de una estrella Michelin. El servicio muy atento por parte de Llorenç y todos los petit-fours, entrantes, aperitivos y detalles un auténtico lujo. Probamos unos aceites mallorquines deliciosos. Descartamos el menú degustación y optamos por un primero y un segundo que con todos los añadidos anteriores resultó igual de extenso y completo que si hubieramos optado por el segundo. Riquísimas las gambas con arroz venere. El resto de platos ya no los recuerdo. Lo siento. Optamos por un vino blanco de Pla i Llevant. 175 euros. 2 personas. No me pareció caro y el local a nosotros sí nos gustó

Tomeu, tens una cuina maravellosa, tu i en benet sou els unics que valeu la pena a n’aquesta illa
nomes un "empero" i perdona el atreviment: cambia sa decoracio del moli, es cutre total
i espenya sa lliturgia d’un bon menjar com el teu i tot, tot es molt important
salutacions i enhorabona

Cocina vanguardista con muy buena materia prima. Tienen 2 menú degustación, y optamos por el grande, 60€, algo así como 2 aperitivos, tartar de sepia, cigalas, foie con ostras, ciervo, quesos, 2 postres... Cocina de contrastes, por ejemplo uno de los postres, manzana asada con sobrasada, miel y setas. Excelente servicio, cocina a la vista, entorno muy agradable...El único pero quiza sea en cuanto al servicio del vino, que pese a una carta mas que aceptable, copas adecuadas y riedel, faltaba algún detalle, pero se nota interés por hacer las cosas bien. Tomamos un An/2, y salimos a 85€ por persona. Merece la pena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar