Un privilegio...

poder beber este licor, ya que hace muchos años que cerró la fábrica que los monjes elaboradores tenían en Tarragona y las botellas originales van muy pero que muy buscadas. En la actualidad creo que todo se hace en Voiron, cerca de Grenoble.
En fin, quedaba en una original botella me parece que de 350 ml algo más de una copa, y mi anfitrión tuvo el detalle de servírmela a mí.
Precioso color verde claro con un estimulante olor a infusión de hierbas, con predominio de la menta. En boca trago placentero, pleno y equilibrado, posgusto largo y nostálgico, ya que era consciente que no quedaba más y la siguiente copa ya fue "del francés", mucho menos complejo.
La botella tenia más de 50 años y como curiosidad no constaba graduación.

Recomendado por 1 usuario
  • Más leído
  • Más recomendado

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar