Ginebra Nº 209: Bueno, bonito... pero muy caro


La botella de esta 209 es bastante bonita, el tapón dosificador es una buena idea.
Más bien parca en aromas, que es lo que yo busco en una ginebra, nos encontramos ante una ginebra seca con aromas cítricos, ligeramente especiada y con unas notas herbáceas marcadas.
En boca tiene un toque untuoso, ligeramente dulce, golosa pero con el alcohol secando el conjunto.

Se trata de una ginebra bastante técnica, de buen resultado pero con una factura algo elevada para mi bolsillo, así que de momento, no es mi ginebra.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar