Glenmorangie 18 Years Old

Whisky Glenmorangie 18 Years Old

Puntuación del whisky
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,3
Calidad-precio:
7,4

Destilería: Glenmorangie
País: Reino Unido
Licor: Whisky
Graduación (vol): 43,00%
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros licores catados de esta destilería

Elaboración: Maduración lenta durante 15 años en los mejores barriles utilizados para el previo envejecimiento de bourbon para finalizar con otros 3 años de crianza en toneles de Jérez Oloroso.

4 Opiniones de Glenmorangie 18 Years Old

En la copa presenta un bonito color oro limpio y brillante, y lágrima no muy densa pero persistente, de piernas estrechas.

Sus aromas son sutiles y esquivos, vienen y van, toman protagonismo los unos sobre los otros con ritmo y gracia, haciéndose protagonistas brevemente sobre el conjunto, como en una composición para orquesta; ahora mandarina, ahora manzana asada, de repente un fugaz toque de maracuyá, un fondo de vainilla que se va dejando notar poco a poco y algún recuerdo de toffee.

Entra en la boca con facilidad, con un ataque sedoso muy suave y dulzón en el que predominan las notas tropicales del maracuyá. Va evolucionando hacia sensaciones más secas, con el alcohol totalmente integrado, de maderas armoniosas y un contrapunto de cítricos. Acaba dejando una sensación cremosa en un diminiuendo de cáscara de naranja y nueces.

Para trasnochar con un buen libro en las manos.

Color oro con destellos ambar. En nariz nada punzante, es una mescla elegante de piel de mandarina, naranja, vainilla, turba. Bajo notas de florales de jazmín y frutos secos (nueces, avellana). En boca la madera está muy bien integrada. Es sedoso y agradable. Reaparece la cáscara de mandarina y naranja. Postgusto a frutos secos (avellana, nueces) y frutas secas (dátiles)

Color ambar con destellos de tipo casi yodo.

En nariz tiene detalles de tipo balsamico con eucalipto y laurel.

En boca es potente, algo seco y con madera.

Tiene un final largo.

Precioso color miel. En nariz destaca por su gran complejidad con una rara mezcla entre notas de frutas frescas y secas (mandarina asada, nuez), menta, tierra húmeda, hojarasca, turba, toffe, vainilla,...En boca es amplio y, al mismo tiempo, sedoso, con un final muy largo que recuerdan las notas de frutos secos (nueces y avellanas) reflejo del final de su crianza.
No lo catamos con agua. Según el Brand Ambassador que nos dirigió la cata, no tiene mucho sentido catar los grandes whiskys de más de 16-18 con agua ya que no se mejoran sus características organolépticas.
Es un whisky para acompañar con un buen cigarro puro y saborearlo con paciencia y meditación. PVP aproximado de 75 euros.

  • Más leído
  • Más recomendado

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar