Seriedad en la copa

Ya habíamos probado esta ginebra hacia tiempo, pero este fin de semana la hemos conocido en profundidad.

Al cristalino esperado se le unen unos destellos verdes al trasluz muy personales.

Nariz suave, floral, cítricos tranquilos, conjunto bien integrado.

Boca contundente, sorprende porque en nariz no te da tanta fuerza, esperas algo más suave, en cualquier caso ginebra seria, equilibrada y de gran potencial en combinados.

En este caso mezclada con Fever y unas hojas de limonero, ha resultado suave, refrescante, nada empalagosa, invitando a un segundo trago.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar