Equilibrio.

Amarillo verdoso con ribetes oro viejo. Brillante pero con algún sólido en suspensión, imagino por la respetuosa falta de filtración.
En nariz es fresco, balsámico pero no especialmente intenso. Tartárico de manzanas ligeramente verdes, y hierba cortada.
Frutos secos en la boca, nueces. De paso ágil pero que al final coge en exceso a la garganta.
Aceite con un poco de todo, pero sin estridencias.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar