En primicia, prometedor.

Despliega en la copa casi a la par un aroma reconocible de violetas y cierto carácter volátil, sin llegar a lo molesto, pero esta. El aire da paso a aceitunas negras, fruta madura en sazón, tostados, rosas, madera quemada, fino tostado, café recién molido. Un fondo a terruño.

Boca amplia y golosa, tanino firme pero sedoso, fino amargor que recuerda al amaro. Equilibra al vino dotándole de un gusto característico y muy especial, de los que te gusta o no te gusta. A mi la verdad es que me ha pillado, me ha seducido. Un vino con profundidad, frescura y un recital de frutitos rojos y negros, en mermelada. Ganara sin duda con el tiempo.

  1. #1

    Otilio Haro

    Hola, Arrutzi. Te ha faltado añadirle la palabra Heretat al nombre del vino, ya que Ad Gaude como tal es otro vino que probablemente también conozcas, y que está por encima de los 20 €. Se podría decir que es el hermano mayor. Menos mal que has puesto foto. De todas formas, por tu descripción parece tener cosas de él.

    Un abrazo.

  2. #2

    Arrutzi_Najera

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Mil gracias Otilio, lo arreglo. Confío en poder vernos pronto, un saludo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar