Vino Viña Cumbrero Tempranillo 2011: Vino fácil y poco complejo


Color cereza, menisco rojizo atejado, capa baja, limpio, lágrima escasa.
En nariz hay aromas con intensidad mediobaja de fruta negra madura, con predominio de especias (pimienta negra, clavo), madera con buenos tostados.
En boca es ligero, poco cuerpo, poca sensación alcohólica, algo de fruta negra (ciruela), una acidez muy contenida, especias y maderas ligeras. persistencia baja.

Un vino fácil, poco complejo, con buen precio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar