Evoluciona muy bien

Me encuentro este vino casi 3 años después y la evolución es buena.
El color sigue siendo amarillo pajizo con ribete ligeramente dorado, poca evolución en el color todavía. Limpio y brillante.
En nariz ha integrado muy bien lamadera que tenía, aparecen aromas de la edad que se mezclan con los de la fruta madura, albaricoque sin llegar a ser orejón, ligeros cítricos y alguna nota ahumada.
En boca mantiene la frescura, tiene acidez, toques minerales, fruta de hueso. Final largo.
Un vino que está evolucionando muy bien aunque será difícil volver a encontralo para confirmar esto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar