Seis al Reves

Segundo de una serie de tres vinos, de la Ribera de Queiles, los tres son "sinónimos del num. 9.
Este vino se presenta de color rubí de capa media, muy limpio, con lágrima abundante, teñida, que cae rápidamente.
En sus aromas destacan las notas tostadas: Café, maderas tostadas, fruta madura y pasificada (confitura de fresas, ciruela pasa, zarzamoras maduras), alguna nota láctica, ... y mas torrefactos. Seguramente sus 16 meses de crianza en barricas nuevas influyen. Sin embargo, hay fruta suficiente para hacerlo interesante.
En boca se combina frutalidad y tostados, con notas de chocolate amargo, relleno de bombón de licor, fruta negra, y una cierto amargor. Acidez mas bien baja. Tanino suave a pesar de lo que su corpulencia haría suponer. Hasta cierto punto me recuerda a algún zinfandel Americano.
Vino sabroso y concentrado, pero que puede llegar a empalagar un poco, y su suavidad al tragarlo es lo que lo "salva". Habrá que darle algunos años a ver como evoluciona.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar