Decaimiento y decepción

Una vez más vuelve a ocurrir algo que comienza a ser relativamente frecuente: La perdida de la expresividad frutal en un Montsant o Priorat, en general en vinos de alta extracción. Al menos mi botella eso es lo que muestra, una pérdida de la capacidad frutal del vino, permitiendo la expresión excesiva de los matices minerales, parecen oxidativos y de la crianza en madera. Un vino sin vida, metálico y de carpintería deslabazada. Un pena, una vez más

  1. #1

    pepecano

    Me parece extraño que haya perdido la fruta, hace poco abri una botella del 2004 y estaba de miedo, incluso mi comentario fue que no creia que envejeciesen tan bien.
    Pero cada botella es diferente, tengo alguna del 2006 porque me recomendaron esta añada, cuando la abra te doy mi opinion.

  2. #2

    Bilbis

    en respuesta a pepecano
    Ver mensaje de pepecano

    Pues si, tengo interés. Un saludo

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar