Otro buen Muradella

Botella tomada en restaurante y decantada con una media hora de antelación.

De color rojo picota con ribete todavía violáceo, capa media-alta, brillante.

En nariz mucha fruta roja que se mezcla con aromas procedentes de la crianza, toques especiados y balsámicos.

En boca tiene fuerza pero es muy bebible porque tiene una acidez importante, mucha carga frutal, se nota la madera pero no molesta. El tanino está ya bastante pulido.

Se trata de otro buen vino de Quinta da Muradella que todavía seguirá evolucionando de una forma muy satisfactoria.

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar