Un valor seguro

Botella tomada en vinoteca, abierta al momento y tonada sin decantar.

De color rojo picota con ribete todavía con cierto color violáceo, capa media y lágrima abundante.

En nariz quizás estaba un poco apagada esta botella, comparada con la última que probé en junio. Mucha fruta roja, especias, finísimos tostados y alguna nota mineral.

En boca el vino está tremendo, fresco, con acidez, el tanino ya muy redondeado. Postgusto medio.

Es un gran vino, siempre es un placer poder descorchar una botella de cualquier añada.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar