Vino Conde de Valdemar Gran Reserva 2004: Cuando la discreción es virtud....


Granate de capa media/alta con algún destello atejado. Nariz elegante, discreta, de media intensidad, con toques de fruta negra ligera, matices especiados y suaves toques de cuero. En boca tiene cuerpo medio, pasa ligero, con una tanino muy suave y pulido, delicados amargos y persistencia media. Si alguien busca la elegancia y la sutileza... este puede ser su vino. Cuidado con los platos muy contundentes... merece, para mi gusto, antes un ave salseada que una carne roja...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar