Chateau Brane-Cantenac 2003

Vino Chateau Brane-Cantenac 2003

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,4
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Henri Lurton, S.C.E.A.
D.O./Zona: Margaux
País: Francia
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 65% cabernet sauvignon, 30% merlot y 5% cabernet franc
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción

Elaboración: Crianza de 18 meses en barrica, de las cuales el 60% son nuevas. La edad media de las viñas es de 35 años. Suelos de grava y con un rendimiento medio de 45 Hl. por Ha.

Varietales: 65% cabernet sauvignon, 30% merlot y 5% cabernet franc

Consumo: 2013 - 2023

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2013 - 2023.

2 Opiniones de Chateau Brane-Cantenac

Un vino de gama alta (para mi bolsillo) adquirido para descubrir esos Second Grand Cru Classé.

Un vino que fue adquirido con un gran descuento en una vinoteca on-line (de la que he probado bastantes vinos) y que parece que ya a iniciado su declive.

Visulamente se observa un rojo cardenalicio, con ribete casi transparente. Capa media-alta y una lágrima un poco escasa.

En nariz ha costado muchísimo (abierto 1 hora y media antes de la primera copa) en abrirse, pues hasta las 3 horas no ha empezado a mostrar sus aromas, de una gran calidad pero que se quedaban cortos. Fruta roja muy madura y negra madura se asoman al darle mucha aireación. Un toque de tabaco de pipa, toffee, una madera que se aprecia al cabo de mucho tiempo, mineralidad, sotobosque...

En boca empieza excesivamente tímido. A pesar de haberlo sellado al vacío (al ver que no se abría durante la cena decidí darle tiempo para la comida de hoy) y abierto dos horas antes, le ha costado mucho abrirse y el gusto se quedaba un poco corto, pero de una complejidad increíble. Eso sí, en boca el vino me ha hecho un efecto Cher: por la noche tenía una cara y por la mañana otra deiferente xD. En boca se nota esa fruta negra madura, un toque de barrica muy sutil al fondo, una muy buena mineralidad... pero se queda corto y falto de acidez.

Un vinazo que parece que empieza a apagarse, pero que en sus días buenos ha debido ser un escándalo.

Pero me ha incitado a adquirir la añada de 2009 para quitarme esta espinita que se me ha quedado.

Rojo cardenalicio, con ribete rosa claro. Capa media-alta. Brillante pero no muy limpio, ya que desde el principio flotan ciertas partículas. Al terminar la botella se observa una gran cantidad de poso. La lágrima es escasa, muy dispersa y desordenada. El corcho es de una calidad media.
Desde el primer momento es un vino que se muestra muy abierto, y nos ofrece una sobrada amalgama de aromas. Atesora una gran cantidad de tonos frutales, como moras, guindas y frambuesas. También reconocemos notas a violetas, menta, regaliz, tabacos, café, chocolate amargo, avellanas y algún recuerdo a castañas.
En boca, los sabores se mantienen muy compensados. La acidez sigue altísima y los taninos se encuentran perfectamente domados, lo que aporta al conjunto unas sensaciones aterciopeladas muy agradables. Al beberlo encontramos un regusto frutal y mineral.
Final largo, fresco y con unas maníficas sensaciones a mora y un marcado acento balsámico.
Añada en Burdeos que se encuentra en un perfecto estado de forma, y a la que le quedan unos cuantos años de disfrute.
Second Grand Cru Classé que siempre me ha gustado por su profundidad, definición y textura. Te lo bebes sin darte cuenta. Su precio, unos 60€ en tienda, lo pago encantado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar