No es de lo que mas me gusta

Vino color picota madura con ribete cardenalicio, capa media, limpio, brillante y lágrima densa.
En nariz en un principio cerrado, le hace falta decantación para expresarse, tenemos notas de fruta madura, balsamico en un principio, maderas nobles y hojarasca con notas de café, con evolución hacia una fruta sobremadurada, fresones y frambuesas y alguna punta de caramelo.
El paso por boca, destacar su acidez, para mi en exceso, no le encuentro equilibrio, ligeramente secante, con unos taninos muy vivos, le afecta mucho la temperatura, mejora con el tiempo, notas balsamicas mas que afrutadas ya que estas ultimas aparecen al final.
Retronasal, maderas, barrica.
Posgusto, corto, medio.

Pues decir que no es un vino que me haya entusiasmado y sobre todo por lo que vale, gana con la decantación, pero excesivamente acido, en la primera copa llega a picar.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar