un vino de laboratorio

Este vino fue un regalo...por su botella, aspecto y mi inexperiencia pensaba que era un tinto...hasta que vi su cupage.
En vista se nota que es un vino joven por su color amarillo muy pálido.
En olfato dada su cantidad de variedades mexcladas pueden notarse toques de fruta tropical (piña), también de manzana ácida, se nota un breve olfato del moscatell.
En gusto se marca claramente en boca, es afrutado, cítrico, de paso ligero, con una textura definida i densa. acidez discreta y agradable. post-gusto denso. es de esos vinos que como ya he dicho en otras valoraciones te deja con ganas de más.

Una agradable sorpresa. Me gustaría destacar su botella y su tapón, originales.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar