Vino González Byass Palo Cortado Vintage Sherry 1978: El gallito de la clase


Ser el gallito de la clase cuando se está en un colegio de barrio, tiene su mérito, pero nada comparable a cuando alguien destaca estando el Oxford, es una cuestión del nivel medio, de con quién nos comparemos. Pues este Palo Cortado despuntó en esta cata de Joyas de Jerez, y además he podido comprobar con la añada 1979 catada en el Encuentro Verema, que sigue estando en la cumbre. Mira que son odiosas las comparaciones pero, emho, superó al PC VORS de Tradición, que viene a ser más o menos de la misma quinta. En la cata del Encuentro estuvo al nivel de los grandes, codo a codo con el PC Reliquia de Barbadillo.

Se presenta en un magnífico ámbar con reflejos de alambique y cierto poso oscuro en mi copa.

Nariz emocionante, intensa, mucho más fragante que el PC tradición VORS y con más notas de ebanistería, maderas nobles. Gran complejidad con frutos secos (avellanas), naranja seca, y barnices.

En boca es potente, intenso, un torrente de sabor, donde todo está en su justa medida, acidez, amargor y sobre todo, una longitud sobrenatural.

Cuando uno toma en este tipo de vinos, de meditación y no puede dedicarles las horas que se merecen, queda irremediablemente emplazado a volver a disfrutar de ellos. Tengo una cita pendiente.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar