Si esto es un básico ¿qué estamos haciendo por aquí?

Impresionado con el blanco básico del gran Denis Mortet, cuyo actual enólogo, su hijo Arnaud sigue con la filosofía del mítico elaborador.
En esta añada el vino es de color amarillo dorado.
Tiene una nariz magnífica, poética, con unas notas de mantequilla fundiéndose en un cazo a fuego lento, a tierra húmeda, a minerales, nísperos en conserva, albaricoque, miel de acacias, flores blancas y miel de panal. Tiene una intensidad perfecta, no es demasiado expresivo pero lo tiene "todo" en un elegante equilibrio.
En boca tiene una entrada magnífica, fresca, untuosa, de nuevo la mantequilla se percibe por vía retronasal pero las notas frescas del níspero y los frutos con hueso lo hacen ligero. Si además le añades una acidez perfecta y un recorrido intenso y largo lo que obtienes es esta joya que algunos llaman básico (porque de hecho lo es) que hacen llorar a más de un "top" de otras bodegas.

Espectacular. Me quedan botellas así que las iré disfrutando muy poco a poco.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar