Vino Liberalia Uno 2009: Conjugado en tango


Vista: color pajizo claro de bordes acerados, capa fina. Limpio, transparente y brillante. Lágrima acuosa, con alguna burbuja dispersa y fina que lo hace especialmente singular respecto a las añadas de otros años. Bellísimo

Nariz: Amplia, compleja, intensa, armónica y muy agradable. Muestra con descaro su carácter predominantemente frutal muy variado (albaricoques, melocotones, paraguayos, peras, cítricos) con ciertas notas de exotismo bastante pronunciadas (lichis, piña, melón), agua de rosas y flor de acacia (recuerdos a Guewüstraminer) con apuntes de hierbas frescas y miel.

Boca: Ataque fresco, suave, muy atractivo, una caricia. De cuerpo ligero tiene paso sedoso, untuoso, aterciopelado. Es rico, sabroso, golosón, fluido, cálido, perfectamente equilibrado y estructurado (con un puntito de carbónico que lo hace especialmente agradable), redondo, elegante, amplio, envolvente. De final largo y persistente deja un recuerdo nasal franco y sutil a macedonia compotada, en absoluto empalagoso.

Aunque en las reuniones navideñas no nos pongamos muy de acuerdo en la elección de los vinos, este viejo conocido (llevo catadas aunque no comentadas las últimas cinco añadas) es un punto de “consenso” que raramente falla y me parece que mejora de año en año. Es imprescindible con el foie, delicioso con el mazapán de soto, perfecto con las uvas de nochevieja y el arroz con leche de añonuevo. Seduce y crea adicciones… Sorprende y emociona, como el tango de Discépolo que lo conjuga:

UNO busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias...
Sabe que la lucha es cruel
y es mucha pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina.
UNO va arrastrándose entre espinas
y en su afán de dar su amor
sufre y se destroza hasta entender,
que UNO se ha quedado sin corazón...
Precio de castigo que UNO entrega
por un beso que no llega
o un amor que lo engaño.
Vacio ya de amar y de llorar
tanta traición!...

Si yo tuviera el corazón,
el corazón que di...
Si yo pudiera como ayer
querer sin presentir...
Es posible que a tus ojos
que me gritan su cariño
los cerrara con mis besos...
Sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos
los que hundieron mi vivir...
Si yo tuviera el corazón,
el mismo que perdí...
Si olvidara a la que ayer
lo destrozo, y pudiera amarte,
me abrazaría a tu ilusión
para llorar tu amor.

  1. #1

    G-M.

    Eres una crack. Un lujo para Verema. Un auténtica pena que no te prodigues más por este foro que tanto te echa de menos.
    Besos

  2. #2

    Alternativa

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Pero vamos a ver....... tú lo has probado????????

  3. #3

    G-M.

    en respuesta a Alternativa
    Ver mensaje de Alternativa

    Sí co-ño!. Como tres veces.
    Una contigo y otra gracias a ti. Otra gracias a Gabriel.
    Y tengo una botellita en mi cava... gracias a mi
    ;-)

  4. #4

    Gabriel Argumosa

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Todo un lujo el leer a Concha.

    Intentemos entre todos, que participe con más frecuencia.

    Concha te queremos.

  5. #5

    Alternativa

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Y no te recuerda al tango?????? Al loro con las añadas que este vino cambia mucho! Yo se que es el más "mimado" de la casa y también el más sensible a conservación y temperatura de servicio. Hace a todo,pero bien frío con un foie...... DE MORIR EN LA PAZ DE DIOS!
    Y te digo más. Hace unos años me llevé unas botellitas a Hungría camufladas en la maleta y se lo día probar a un bodeguero de Tokaj. El tipo flipaba en couleurs!!!!!!

  6. #6

    Alternativa

    en respuesta a Gabriel Argumosa
    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Y yo a vosotros!
    Por cierto, esta es una buena versión ( hasta con soniquete de disco de pizarra) de su autor Discepolo...... Ahora, lo de imaginarse a Juanito con el violín es de Master Card......
    http://www.youtube.com/watch?v=Sj4IIncWP80

  7. #7

    G-M.

    en respuesta a Alternativa
    Ver mensaje de Alternativa

    Mañana, día de Año Nuevo, lo cato, hombre (o mujé). Y te cuen.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar