Savigny-Les-Beaune Premier Cru « Lavières » Domaine Seguin 2002

Vino Savigny-Les-Beaune Premier Cru « Lavières » Domaine Seguin 2002

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
99
Puntuación Media:
9,9
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Domaine Seguin - Importado por Rhone para España
D.O./Zona: Borgoña
País: Francia
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: 100 % Pinot noir. Superficie explotada: 0,75 ha Cantidad producida 3.600 bouteilles
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción

Elaboración: Tradicional de borgoña, en cuanto a clarificación, battonage, y posterior crianza sobre lías de 18 meses.

Varietales: 100 % Pinot noir. Superficie explotada: 0,75 ha Cantidad producida 3.600 bouteilles

1 Opiniones de Savigny-Les-Beaune Premier Cru « Lavières » Domaine Seguin

Terrenos arcilloso-calcáreos, terroir con exposición sur de vides viejas con edad superior a los 35 años. La superficie de la explotación con solo 0,75ha., y la escasa producción anual de 3.600 botellas, convierten a "Lavieres" en un premier cru de altisima calidad del Domaine Seguin. Vendimias manuales, vinificación de 15 días en cubas de madera, y posterior crianza en barricas de roble durante 18 meses al estilo borgoñes. Dan un resultado espectacular, que deberiamos probar todos al menos una vez en la vida, para conocer como son los excepcionales borgoñas de pinot noir.

Sorprende por su color rubí brillante, y se expresa en nariz con unas notas muy agradables de alta calidad donde destaca la fruta muy fresca, grosellas, moras y cassis, que vienen complementadas con excelentes y potentísimas notas de mineralidad -terroir- en posterior evolución oxidativa. Se mueve hasta desenmascarar de fondo alguna nota de regaliz, asi como los terciarios de vainilla procedentes de su crianza de lias en barrica, sin enmascarar la madera el conjunto general, al estar perfectamente integrada.

Dotado de un ataque franco y directo, la acidez se sostiene extraordinariamente viva, muy agradable, destacando en boca un paso sostenido por la crianza sobre lías de suavidad y cremosidad, para terminar al final recordándonos que su mineralidad de terroir y las sensaciones de naturaleza frutal, siguen siendo su mayor potencial. Sin duda estoy ante un vino de culto, con la posibilidad aún de seguir evolucionando. No dejará a nadie indiferente, eso os lo puedo casi garantizar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar