El mejor de esta bodega

Amarillo dorado, limpio y cristalino. En naríz destacan las notas de fruta amarilla y madura, como el melocotón y los nisperos. Aparece algun recuerdo de maderas finas, pastelería, bollería, manzana asada y notas de dulcedumbre. Nariz expresiva y compleja. Finalmente en boca destaca por su buen ataque, untuoso, graso y con una buena acidez. Su desarrollo resulta cremoso y donde vuelve a destacar de nuevo la piña madura, los almibares, las mantequillas y alguna nota tostada muy integrada. Su final resulta largo y personal.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar