No sabe no contesta.

Una pena lo de esta botella, porque no estaba bien.
El corcho, de gran calidad, sale perfecto y no da olor alguna que pudiera intuir TCA. Parafinado, elástico, y con nombre y añada impresa.

Color cereza de borde granate apagado, con lágrima de leve color que deja marca al secarse.

Desde el cuello de la botella, todo eran maceras exóticas, cedro, sándalo... Había un buen presagio. Sin embargo, el aroma a corcho ha estado presente en toda la degustación. El perfume que había detrás era interesante; cerezas, tabaco... y sobre todo, balsámicos (mentol y hierbabuena). Quizá haya sido esto lo que me ha movido a colgar cata.

En boca es donde mayor factura pasa este defecto, ya que aún sintiéndose menos, lo deja plano y sin fuerza, cargándose hasta la acidez. Es su postgusto el que te vuelve a recordar lo que le pasa.

Difícil va a estar darle otra oportunidad. La bodega cerró y esta añada será raro volvérsela a encontrar.

  1. #1

    Alberto.Freire

    A mí me queda una botella de la añada 2006, a ver cómo está...

    Un saludo.

  2. #2

    Otilio Haro

    en respuesta a Alberto.Freire
    Ver mensaje de Alberto.Freire

    Seguro que bien, ya nos cuentas.

    Un saludo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar