Se nos va Sebastien Boudon, este fue nuestro trago de despedida.

Es muy aromático, es fresco, hay olivas negras, algarroba, mentol, hojas verdes, chocolate, madera balsámica, fina ebanistería, regaliz medicinal, carbón, miel de brezo, confitura de ciruela, cereza en licor, ligera punta de oxidación, yodo...

En la boca es grande, la llena por completo, tiene un agradable punto dulce y una acidez rabiosa que transita en el punto peligroso y encantador, es picante por dulzor y por esa acidez canalla, se nos viene la nariz a la boca y empiezas a paladear, sin parar...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar