Vino Conde de Valdemar Rosado 2008: Rosado riojano


Color frambuesa brillante, límpido, muy muy bonito.
En nariz da inmediatamente rosas, como se esperaba de la garnacha, fresas, frambuesas (¿el pico de tempranillo?). Resulta incluso ligeramente dulzón antes de probarlo...
En boca resulta muy agradable, muy fresco, dulce en el ataque y con ligera acidez final. muy equilibrado.
Un rosado muy rico, no sólo para estos días que empieza a hacer calor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar