Interesante vino con unos matices muy personales.

Picota de capa alta con reflejo violáceo.
Nariz de muy buena intensidad con aromas de violetas, chucherías, palote, gelatina de fresa, pétalos de rosa y notas florales. Es una nariz delicada y golosa pero no falta de complejidad y matices.
En boca tiene una entrada con una sensación petillant, es goloso pero bien marcado por una acidez muy buena. De nuevo la retronasal devuelve esas notas florales y de fresa que se detectan en nariz.

Interesante vino con unos matices muy personales.
RCP excelente, sin lugar a dudas.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar