¡Menudo básico tiene esta bodega!

Dorado pálido con reflejos metálicos.
Nariz de buena intensidad donde aparecen unas notas de frutas con hueso, nísperos, nectarinas, yogur de limón, un punto reductivo con unas notas de levaduras y un toque ahumado muy ligero pero que subraya un perfil muy personal y afinado.
En boca tiene un tacto cremoso, un recuerdo lácteo fino y elegante, con muy buena acidez que refresca y da estructura y un largo recorrido que hace que el placer de beber este vino se alargue.

¡Menudo básico tiene esta bodega!

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar