Enormes como siempre los vinos Alaveses. Color amarillo pajizo suave.

Enormes como siempre los vinos Alaveses.
Color amarillo pajizo suave. Nariz de intensidad alta. Aromas frescas a piel de manzana, lima y nísperos. Roca caliza y tierra, con madera presente sin distorsionar. Boca fresca y potente. Acidez esplendida. De nuevo la madera presente pero sin ahogar las notas frutales que destacan por encima de todo. Final suave y persistente. Sensacional. Menuda joya de vino. Creo recordar que sobre los 9/10 euros

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar