Vino Campillo Crianza 1988: Impresiona abrir un vino que,tras 19 años, sigue manteniendo las virtudes


Impresiona abrir un vino que,tras 19 años, sigue manteniendo las virtudes para atraer a los aficionados.

Rubí brillante, de capa media, y menisco teja. Apenas entinta la copa, con una lágrima fluida. Notas a balsámicos, tostados y café, bien ensamblados, que se van abriendo a medida que pasa el tiempo, aportando notas especiadas a nuez y canela.
Trago aterciopelado - nada alcohólico - pleno de elegancia y sutileza.Recorrido medio.

!!qué maravillosa identidad para un Rioja pleno de clasicismo...!! Ideal para una tarde de primavera, lluviosa, junto a la chimenea.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar