Vino Domaine des Comtes Lafon Mersault Clos de La Barre 2004: Un grande de Borgoña en las copas


Amarillo dorado limpio y brillante, mínimos destellos verdosos.

Los aromas son de media intensidad y algo austeros en el inicio. Al decantador. Con esa leve aireación el vino va mostrando una paleta aromática fabulosa con toques de flores marchitas, fruta blanca madura, melón, manzana, albaricoque, pera, un ligero recuerdo de frutos secos, quizá almendras y un liviano y a la vez presente fondo mineral y cítrico. Además se advierte un deje especiado y ahumado. La madera apenas destaca.

En boca es una pasada de vino ofreciéndonos un carácter graso no exento de frescura. La acidez es excelente y está perfectamente integrada, el paso es firme, graso y redondo y el final es muy largo y profundo dejándonos recuerdos de frutas maduras, frutos secos, cítricos y minerales. Gran persistencia. Joven todavía, pero con el sello de los vinos más grandes de la Borgoña.

Comte Lafon no requiere presentación. Es uno de los reyes blancos de Borgoña. Este Meursault es fruto de uno de sus mejores "lieu-dits" y pese a su juventud resulta un espectáculo de vino por su redondez y finura, no exentas de potencia y estructura. En unos años será más grande. Después de probar esta maravilla me pregunto… ¿Cómo estará el Perrieres? ¿Y el Montrachet? Paciencia, paciencia…

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar