Cava Agustí Torelló Mata Reserva 2002: Bebe y calla me repito como un mantra para olvidarme de los vinos fallidos


Bebe y calla me repito como un mantra para olvidarme de los vinos fallidos que he bebido recientemente.
Fresco, vivo, seco y con una muy buena acidez. Un vino muy-muy agradable para beber con estas temperaturas. Por cierto, creo que ha sido el cava más pálido de los que he bebido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar