Vino Dehesa del Carrizal Cabernet Sauvignon 2001: Un buen Cabernet español


Soy un enamorado de las buenas Cabernets y más cuando se amoldan a la comodidad de la botella, tranquilizando sus exóticas sensaciones primarias vegetales. En éste encuentro parte de ese asentamiento y a la vez frutillos rojos junto a la notita verdosa que tanto distingue su personalidad. Traslada comedidamente sensaciones de especias, pimienta, cueros finos, tabaco y algún fondo de maderas finas y ciprés. También hay un pequeño aroma ahumado del roble y bosque umbrío. Muy agradable en boca desde el ataque, mostrándose untuoso y fundido pero a la vez con una buena acidez que lo hace fresco al paso. Sensaciones de frutillos silvestres, especias y vegetales en la evolución que suben rápidamente por vía retronasal. Tiene un posgusto donde recuerda a la pimienta, comino, clavo y la vez a la fruta del bosque. No llega a ser excesivamente largo, pero cumple perfectamente en su dimensión. La botella le ha sentado estupendamente, lo cual demuestra su buena uva y la correcta mano que mece su cuna

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar