Color amarillo dorado medio con destellos verdosos. Nariz de buena

Color amarillo dorado medio con destellos verdosos. Nariz de buena intensidad con aromas frutales de nísperos, albérchigos, melocotones, membrillos en compota, piel de mandarina y hoja de naranjo, que se unen a unas buenas notas de maderas nuevas ( cedro – roble aromático ), ensamblándose muy bien ambas series aromaticas. Ligeros recuerdos herbaceos, florales, calcáreos ( piedra caliza ) y de hierbas finas levemente balsámicas. En boca denota una excelente acidez, con un paso de medio recorrido y recuerdos frutales más maduros – vegetales. Evolución media, de sabores ricos, al igual que el posgusto donde se percibe un ligera sensación cálida de peras en licor, que hace potenciar el final de la fase de boca, donde quizás tiene que ensamblarse más, la botella le hará bien. Es de los vinos blancos que más me gustan.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar