Vino Imperial Reserva 1970: Esperábamos impacientes que este venerable anciano se presentará con su


Esperábamos impacientes que este venerable anciano se presentará con su clásica capa atejada, que es lo propio. Sin embargo quiso darnos una sorpresa y su capa sólo era atejada amarillenta en los bordes el resto, por el contrario, lucía un picota oscuro de capa alta rabiosamente joven, sin duda quiso sorprendernos y con su audacia nos dejó boquiabiertos.

En el aroma no defrauda, majestuoso y de tremenda complejidad, con ¡fruta!, flores secas, minerales, mucha regaliz de palo dulce, fino tabaco rubio, menta y anís con nada de madera, complejísimo, amplio, envolvente, evolucionó magnifico durante las dos horas de consumo.

En boca magnífico, guarda una gran potencia sensorial, paso de boca expresivo, expansivo y voluminoso, lubricante con muchas sensaciones frutales de primera y frutales. No está vivo sino vivísimo y coleando, excelente en retroolor y muy largo con final clásico y postgusto fino a tabaco.

Maravillosa reliquia de 35 años, en perfecto estado, y en sorprendente lozanía.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar