Vino Viña Ardanza Reserva 1982: ¿Borgoñón?


Rojo rubí, ribete atejado, capa media.
Media intensidad en nariz con notas de café en grano tostado que necesitan de una buena dosis de aire para disiparse. Con ese aire va mostrando un perfil olfativo elegante, frutas maduras, especias, tabaco, cuero, vainilla, toques ahumados y un cierto fondo de mueble viejo. Complejo.
En boca es un vino redondo y elegante, con buena acidez, con pegada y viveza, de paso francamente armónico y un final de buena longitud, sabroso, que deja recuerdos especiados, ahumados y balsámicos con un tanino fino y perfectamente integrado. Persistencia media.
No nos gusta mucho utilizar el término “Borgoñón” para describir un vino pues no hay una sino muchas Borgoñas, pero si lo definimos en general como un vino fino, elegante, profundo y especiado, entonces este Ardanza 82 puede pasar por ello. Sin duda un gran vino en un perfecto momento, aunque requiere aire.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar