Vino Campillo Gran Reserva 1994: Picota vivo y brillante de ribete atejado. En nariz tiene muy buena


Picota vivo y brillante de ribete atejado. En nariz tiene muy buena intensidad, complejo, cálido. Aromas de caramelo (azucar quemada), café, especias... tostados finos y fruta madura. Bien compensada la fruta y la madera, que junto con los diferentes aromas, aportan elegancia al conjunto. En boca destaca una acidez que aún le augura larga vida, con recuerdos a fruta, con un paso sedoso y equilibrado, sobrio, con buena estructura. Postgusto largo y frutal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar