Mourchon Chateauneuf du Pape 2020
Mourchon Chateauneuf du Pape 2020
FICHA TÉCNICA
Bodega
Domaine de Mourchon
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,50%
Varietales:
70 % Garnacha-20 % Mourvedre-10 % Syrah
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.0
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,0
Opiniones de Mourchon Chateauneuf du Pape
OPINIONES
1

     Unos tonos tenues y una nariz fresca cargada de aromas primarios evocan una primera impresión de fragilidad y delicadeza. El color rubí pálido, de poca cobertura y escaso arrastre cromático, y ese ribete ancho en tonos rosa palo. La nariz cargada de frutos rojos maduros, flores violetas, geranios, matorral, monte bajo, manzanilla, romero, tomillo y un ligero balsámico. Una crianza muy disimulada de la que apenas se percibe un fondo de buenas maderas, cedro y crema pastelera. "Muy varietal y apegado a su tierra". Garnacha y Syrah. Rodano sur. Provenza Francesa. "Trago largo. Pues a disfrutar".

     Bajas la guardia, te confías, y en boca te pinta la cara. En la primera copa resulta excesivo, agresivo y difícil. Falto de equilibrio y redondeo. Taninos por domar, alcohol desbocado y acidez insuficiente para compensar. Tacto duro y seco. No invita a repetir. Calienta y llegas al postgusto con la boca ardiendo, y entonces unos herbáceos subidos de tono te amargan el trago. "Amigo. ¿Te falta botella?"

     Aprecio calidad en su buena fruta, en la largura y persistencia, en la intuición de su finura y elegancia, en su frescura. "Te daré más tiempo".

     Al regresar me lo encuentro cambiado. Ahora se muestra con una intensidad y potencia arrolladoras, un volumen tremendo, pero con su enorme estructura equilibrada y compensada. La fruta sigue estando fresca pero se ha oscurecido y la crianza gana protagonismo a base de unos tostados dulces que evocan caramelo de azúcar, almendras garrapiñadas y café torrefacto. En el postgusto nos esperan los mismos herbáceos, ahora más moderados, aportando el justo amargor para dotarlo de la debida seriedad. Una versión tan contundente como la inicial, que igualmente contrasta con la visual y la nariz, pero que resulta mucho más disfrutable.

     Y al día siguiente es todo equilibrio, integración, finura, delicadeza, elegancia, dulzura...

     En una palabra, SUBLIME.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar