Maduro y concentrado

Vista: Morado oscuro, totalmente opaco y con el ribete estrecho diferenciado en tonos violeta. Limpio y brillante. Lagrima abundante, gruesa, glicérica y de caída lenta que tinta profusamente la copa.

Nariz: Intensa, profunda y penetrante, limpia, elegante, compleja, bien definida y con mucha persistencia. Frutos negros concentrados y alicorados comparten protagonismo con notas herbáceas y balsámicos. Fondo de maderas nobles, ebanistería y café tostado.

Boca: Entrada arrolladora, potente e intensa, pero sin resultar agresivo. Muestra formas amables y delicadas. Tiene cuerpo, concentración y peso, pero queda bien compensado por la acidez y el alcohol, resultando más fresco de lo esperado. Equilibrio. Recorrido largo y persistente, de tacto sedoso, con los taninos ya pulidos. Fiel reflejo de la nariz. Cargado de ciruelas carnosas y jugosas, manzanilla, romero y tomillo. Con unas curiosas notas de tabaco negro que no identifico en nariz y que se prolongan después en el postgusto. Fondo de crianza marcado por el café. Postgusto intenso y persistente que deja buena sensación.

Otra garnacha tintorera que me gusta. Muestra madurez y concentración pero sin excesos y resulta muy disfrutable. Descubrí esta uva hace unos años con otra referencia, resultando un flechazo que aún perdura.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar